• San Andrés Mixquic, Ciudad de México.

A partir del 31 de octubre comienzan festividades con teatro, música, exposiciones, danza, exhibición de ofrendas, venta de comida típica y paseos en trajinera en El Lago de los Reyes Aztecas. El 2 de noviembre se realiza La Alumbrada, en que se llena de luz el panteón para mostrarle a los difuntos el camino.

También podrás contemplar la colección de piezas arqueológicas pertenecientes a las culturas tolteca y teotihuacana en el museo del exconvento de San Andrés.

  • Pátzcuaro , Michoacán

De acuerdo con la tradición purépecha, al morir, las almas vuelan como mariposas monarca en el lago encantado de Pátzcuaro. El paseo de Noche de Muertos en Pátzcuaro es un atractivo más de este destino. Mediante una lancha, puedes conocer las cuatro principales islas (Janitzio, Tecuena, Yunuén y La Pacanda) para admirar los altares y ofrendas en las casas y panteones. Pátzcuaro significa La puerta del cielo y fue el principal centro religioso de la cultura purépecha.

  • San Pedro Cholula, Puebla

Los panteones cholultecas se decoran y las familias acompañan a sus muertos y festejan con ellos. Según la tradición, durante 5 días las almas tienen permiso para visitar a sus familiares y disfrutar de todo lo que les gustaba, por lo que las celebraciones inician el 28 de octubre colocando la Santa Cruz adornada con flores para recibir en casa a los familiares difuntos. Además podrás disfrutar de la sidra tradicional del lugar, así como de la alfarería hecha de talavera.

  • San Juan Teotihuacán y San Martín de las Pirámides, Estado de México.

En Teotihuacán o Ciudad del Sol se lleva a cabo la Cumbre Catrinas en la primera semana de noviembre y puedes disfrutar de ofrendas, espectáculos, juegos mecánicos, artesanías, actividades culturales, talleres, exposiciones, conferencias, carros alegóricos, gastronomía, concursos y más.

  • Tepoztlán, Morelos

Su nombre proviene del náhuatl y significa lugar del hacha de cobre. En los templos del pueblo se colocan altares y se ofrece ponche y caldo. Las calles se iluminan con fogatas que invitan a visitar altares o a recibir golosinas. Uno de los lugares que no te puedes perder es el Parque Nacional El Tepozteco, donde podrás disfrutar de su riqueza natural y arqueológica.