A todos nos encanta comprar, pero no que nos vendan. ¿Cómo funciona esto en el mundo actual? La respuesta es sencilla: comprar por internet, pero lo que más preocupa es la seguridad y confidencialidad en nuestros datos personales y bancarios.

Cuando nos encontramos en una página especializada en e-commerce, grande y reconocida (todos conocemos amazon o walmart.com) esto no representa un problema, el verdadero reto llega cuando queremos comprar directo de alguna página que vemos promocionada en redes sociales o algún producto que compartió un amigo, ¿cómo entonces podemos estar certeros que nuestra información estará segura?

Para aminorar los riesgos, Edgardo Méndez Montero, experto en negocios digitales, director de digitallbusiness.com y autor del libro Re evolución digital te da estos seis secretos para realizar
compras seguras por internet:

1. Utiliza sólo tu computadora y tu red wifi

Lo mejor es que realices compras desde la computadora que utilizas a manera personal. Es importante que planees, puedes comenzar a ver los productos o servicios desde donde te encuentres y poner en lista de deseos lo que quieres comprar y sólo cuando tengas acceso a tu computadora personal realices el pago, así evitarás que tenga algún virus que se robe tu información o que haya otras personas conectadas en tu red wifi que puedan acceder a tus datos.

2. Protege tu computadora

Tener nuestro equipo libre de virus es fundamental. Lo recomendable es que compres tu antivirus con distribuidores certificados. ¡Aléjate de las páginas que te lo ofrecen gratis! Esos “antivirus” dejan más que infectada tu máquina y te expones a ser víctima de la delincuencia.

3. Utiliza tarjetas bancarias con poco límite de crédito

De acuerdo con la Asociación Mexicana de Internet (AMIPCI), el 80% de los internautas menciona que no les gusta guardar los datos de la tarjeta de crédito o débito en una tienda en línea pues les preocupa la seguridad de su información.

Para mayor seguridad y si sueles comprar mucho por internet lo mejor es que tengas una tarjeta de crédito con poco límite autorizado para estas compras, ya que en caso de siniestros es mucho más sencillo realizar un reclamo en el banco y para ellos rastrear una clonación y también de esta forma no arriesgas perder dinero líquido como si pagaras con tarjeta de débito.

4. Verifica la página donde realices la compra

Existen algunas garantías en las páginas, puedes fijarte en:

– Políticas: usualmente las letras chiquitas tienen el aviso de privacidad, así como las políticas de devolución, quejas y sugerencias, es importante que las leas si es un sitio nuevo o que no conoces.

– Certificados de compra segura: hay empresas que ya certifican los e-commerce seguros y por lo general son sellos virtuales que están en la parte de abajo en las páginas web.

– Google: puedes buscar en la red si ha habido algún fraude al cliente en la página que deseas comprar. Nada como la recomendación o queja boca a boca.

– Comentarios del público: Muchas páginas cuentan con comentarios de las personas que ya compraron algún producto. Verifica que estos sean buenos (Entrega en la fecha estimada y que el producto es de buena calidad).

5. Genera un correo electrónico exclusivo

Los e-commerce se dedican a eso, a vender y como lo dijimos en un inicio: a las personas nos gusta comprar, pero no que nos vendan. Si eres anti-mailing lo recomendable es que tengas un correo electrónico exclusivo para comprar por internet, de esta forma si te bombardean de promociones o contenido patrocinado no llenarán tu bandeja de entrada y podrás revisar con calma lo que realmente te interesa.

6. Investiga la reputación de la empresa

Si se trata de un sitio que acabas de conocer, es importante que investigues quién es el proveedor, es decir, cuántos años tiene de experiencia en el e-commerce, verificar que los datos de contacto sean verídicos, revisar la política de devoluciones y, por último, como ya se mencionó, checar los comentarios de los clientes.

Fuente: DigitallBusiness