Las deudas generan preocupación en las personas. Aquí te diremos la forma de evitar vivir al tope de deudas para estar más tranquilo.

Existen casos de gente que al recibir la quincena ya está pensando en cómo atender sus compromisos económicos, ya sea el pago de tarjetas de crédito o departamentales, cuentas pendientes relacionadas con servicios (teléfono, agua, electricidad, etcétera) y solventar préstamos a familiares o amigos.

Es entonces que las obligaciones financieras los rebasan, ven pasar su sueldo como agua y se sienten limitados en sus ingresos. El hecho de pensar en todo lo anterior implica que las personas comienzan a reaccionar de diversas maneras: nerviosismo, irritabilidad, depresión, ansiedad y en algunos casos distracción, lo que podría ocasionarles accidentes.

Para no llegar a esos extremos te recomendamos llevar a cabo lo siguiente:

  1. Identifica la causa del endeudamiento, la razón pudo haber sido por compras por impulso o excesivas. Vuélvete responsable a la hora de tomar decisiones.

  2. Destina 10% de tu ingreso mensual para asegurar el pago de los adeudos.

  3. Divide tus gastos por categorías, planificar evitará que se descontrolen tus ingresos.

  4. Traza un plan de ahorros y elabora un listado de gastos innecesarios para evitar caer en ellos.

  5. Realiza un esquema de eliminación de deudas, enumera las cuentas e inicia por las que requieran menor plazo de pagos.

  6. Ataca la deuda principal, que corresponderá a los créditos casi cubiertos o de corto plazo.

  7. Cubre mensualmente el pago mínimo de todos los adeudos, destina el 10% de la cantidad obtenida del paso 2.

  8. Repite el procedimiento hasta liquidar la primera cuenta y haz lo mismo con el resto de la lista. Aplica el monto del 10% de las deudas subsecuentes hasta liquidar todas.