El ambicioso plan fiscal de la administración de Donald Trump se enfocará en la generación de empleos y en una propuesta de recortes de impuestos tanto para empresas como las personas, dio a conocer Gary Cohn, director del Consejo Económico Nacional.

“Vamos a recortar los impuestos, especialmente para la gente de la clase baja y media”, señaló.

Una de las medidas incluye una “enorme reducción” del 35% actual al 15% en el impuesto a las ganancias corporativas y rebajar de “siete a tres tramos” el que se aplica a los trabajadores.

“Se trata de uno de los mayores recortes de impuestos de la historia”, remarcó Mnuchin en una rueda de prensa en la Casa Blanca, quien insistió en que con estas medidas se puede alcanzar “una tasa de crecimiento económico anual del 3% o superior”.

En un documento de una página con sus propuestas, Trump quiere duplicar la deducción estándar que los estadounidenses pueden solicitar en sus declaraciones de impuestos y eliminar el gravamen sobre el patrimonio y el denominado tributo mínimo alternativo.

Bajo la ley estadounidense, sólo el Congreso puede realizar cambios tributarios importantes. Los legisladores inicialmente acogieron el plan de Trump como un punto de inicio para mayores discusiones en la revisión del código tributario.

||Con información de Reuters y EFE||