Especialistas destacan que un incremento superior al 15 por ciento obligaría un aumento en las tasas de interés ante un crecimiento desmedido de la inflación.

Al anunciar que la tasa de interés del 7 por ciento se mantendrá debido a que no se perciben presiones salariales significativas que modifiquen la inflación, el Banco de México alertó sobre una alza desproporcionada en los salarios mínimos en 2018, lo cual advirtió, podría cambiar lo previsto.

“Aunque un aumento en el salario mínimo para 2018 desproporcionado con relación a la variación de la productividad podría cambiar lo anterior”, advirtió el banco central mexicano.

Por medio de un comunicado, Banxico indicó en dos oportunidades sobre los riesgos de que se presente un incremento salarial “desproporcionado”.

“Tomando en cuenta que las condiciones en el mercado laboral han venido estrechándose, aunado a la posibilidad de un incremento en el salario mínimo desproporcionado respecto de la evolución de la productividad, la evolución de los costos unitarios de la mano de obra podría reflejarse en la inflación”, destacó el desplegado de la entidad.

De acuerdo a lo indicado por especialistas, los incrementos a los que se refiere el Banco de México son los que podrían ir más allá del 15 por ciento, pues provocarían mayor inflación orillarían a medias como el alza de tasas de interés.

Si bien pocos trabajadores en México son los que perciben el salario mínimo, Banxico ha dicho que aumentarlo podría servir de referencia para presionar por aumentos salariales generalizados.

Cabe destacar que luego de años de estancamiento de los salarios en México, las empresas, los sindicatos y el Gobierno han incidido una discusión sobre la posibilidad de incrementar los sueldos más allá de lo que se hace anualmente.

Entidades como la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), ha puesto sobre la mesa la necesidad de aumentar de hasta el 19 por ciento los salarios, mientras que la Secretaría del Trabajo (STPS) dice que puede terminar rondando el 12 por ciento. 

Con información de El Financiero