Apple Inc reportó ayer que las ventas de su icónico iPhone disminuyeron por segundo trimestre consecutivo, aunque la caída del 15% fue menor a lo que se temía.

Los ingresos totales de la compañía cayeron un 14.6% en el 3T16, finalizado el 25 de junio, registrando también su segundo descenso trimestral consecutivo.

Tras conocerse los resultados, las acciones de Apple subieron un 4.7% en operaciones después de hora, tras cerrar la sesión regular con una caída de 0.68%, a 96.67 dólares.

Apple informó que vendió 40.4 millones de iPhones en el tercer trimestre, más que el promedio de pronósticos de analistas de 40.02 millones, de acuerdo a la firma de investigación de mercado FactSet StreetAccount.

Las ventas de iPhones representan alrededor de dos terceras partes de las ventas totales de la compañía, la más valiosa del mundo entre las que cotizan en bolsa.

La ganancia neta de Apple bajó un 27%, a 7,800 mdd, mientras que los ingresos de 42,360 mdd superaron las estimaciones de analistas de 42,090 millones, de acuerdo a Thomson Reuters I/B/E/S.

La compañía pronostica ingresos para el 4T16 entre 45,500 mdd y 47,500 mdd. Analistas de Wall Street estimaron en promedio ingresos por 45,710 mdd, de acuerdo a Thomson Reuters.

Y en Walmart de México la utilidad neta baja 9.2%

El gigante minorista Wal-Mart de México (Walmex) dijo ayer que su utilidad neta cayó un 9.2% interanual en el 2T16 a 6,186 mdp (unos 339 mdd).
El resultado fue ligeramente menor al promedio de 6,290 mdp estimado para Walmex en un sondeo previo de Reuters.

Recientemente, ejecutivos y directores Walmart Stores Inc convencieron a una corte de apelaciones para que rechazara una demanda de accionistas, quienes acusaban que permitieron y luego encubrieron sobornos a funcionarios de su unidad minorista en México.

Con tres votos a favor y ninguno en contra, la Corte de Apelaciones del Octavo Circuito de St. Louis mantuvo la decisión de un tribunal menor que desechó la demanda contra los acusados, que incluyen a los ex presidentes ejecutivos, Mike Duke y Lee Scott, a quienes se acusaba de faltar a su deber por no detener los sobornos en Walmart de México (Walmex).

Los accionistas argumentaban que el directorio de Walmart fue puesto en alerta sobre los sobornos ya en 2005, cuando investigadores de la empresa reportaron sus primeros hallazgos a un comité de auditoría presidido por Roland Hernandez.