Del 17 al 20 de noviembre se llevará a cabo la edición 2017 del denominado El Buen Fin, el cual surgió en 2011 como una iniciativa conjunta del gobierno federal y organizaciones privadas con la visión de reactivar la economía de la mano de sectores público y privado.

Su origen proviene de Iniciativa México, proyecto empresarial conformado por varios medios de comunicación, destinado a promover la participación de la ciudadanía en propuestas sociales de mejora.

Es muy común que en esta temporada, veamos tantas ofertas que al final gastemos más de lo planeado o compremos cosas que al final del día no necesitamos y es por ello que si quieres aprovechar estos descuentos al máximo sin gastar de más y sin desfalcar tu bolsillo, Alejandro Saracho, experto en finanzas personales y autor del libro Reconfiguración Financiera te trae cuatro consejos financieros, para evitar contraer deudas innecesarias y que realmente ahorres comprando en El Buen Fin:

1. Determina tu presupuesto: siempre que se habla de compras, lo primero que recomienda el autor es: hacer un presupuesto. Todo lo que salga de tu bolsillo para gastos, no lo verás volver. Por ello, dentro de tu presupuesto mensual, agrega el rubro destinado a El Buen Fin, de esta forma sabrás hasta dónde puedes gastar. Saracho recuerda también que el pago de
tarjetas de crédito deberá estar contemplado en el presupuesto mensual, y no se debe
confundir la tarjeta de crédito con un ingreso extra, pues esto hace que en muchas
ocasiones las deudas sean impagables.

2. Compara precios: es de conocimiento general que algunos negocios que dicen tener
ofertas como parte de El Buen Fin, mantienen precios iguales o hasta más altos. Por ello,
verifica precios antes de la fecha para saber si estás adquiriendo una buena oferta, al igual,
Alejandro Saracho nos recomienda ingresar a la página de la PROFECO donde encontrarás
un portal comparativo y así sabrás dónde tienen el mejor precio del artículo que quieres o
necesitas comprar.

3. ¿Es un impulso o una necesidad?: que el eje conductor de las compras sea la necesidad
y no deseos. Saracho sugiere tener conciencia clara de lo que realmente necesites. Un
ejemplo que pone el autor es: si vas a comparar un electrodoméstico que necesitas porque
no tienes o porque el que tienes ya está fallando, está bien que esperes a las ofertas del
Buen Fin, así ya habrás contemplado el gasto en tu presupuesto mensual y habrás ahorrado
pues no te costará lo mismo que si lo compraras en otra temporada, en cambio, si sólo es un impulso, ¡cuidado! Puedes juntar oferta tras oferta pensando que ahorras y al final
terminas pagando más de lo que tenías planeado mensualmente.

4. Compra en línea: en muchas ocasiones las tiendas para aumentar sus ventas en línea
generan ofertas especiales de los mismos productos que hay en tienda, sin embargo, el
beneficio podría ser mucho mayor para tu bolsillo si compras en su página web. En nuestro
país las personas aún no están tan acostumbradas a las compras en línea, sin embargo
Saracho recomienda intentarlo, siempre verificando la seguridad de la página y que sea una
empresa establecida como cadenas grandes de supermercado por si tienes algún problema
con la compra o la entrega de tu producto, siempre puedas acudir a un lugar físico.

También recuerda que puedes esperar a las ofertas del Cyber Monday que se lleva a cabo el 27 de noviembre en México, puede que encuentres mejores ofertas de aquello que estabas buscando y tienes contemplado en tu presupuesto.