El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) informó este martes que la inflación durante julio pasado tuvo un aumento de 0.26 por ciento respecto al mismo mes del año anterior, lo que ubica la inflación a tasa anualizada de 2.65 por ciento.

Con datos subyacentes, el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) presentó un incremento de 0.17 por ciento, y de 2.97 por ciento a tasa anual, rozando ya la meta establecida por el Banco de México a principios de año, de 3 por ciento.

De acuerdo con el Inegi, este repunte en la inflación es resultado del aumento en el precio de gasolinas, tarifas eléctricas, servicios turísticos y transporte público. Por otro lado, productos agropecuarios y servicios de telefonía móvil presentaron una reducción en su precio.

“La variación anual del INPC en el séptimo mes de 2016 fue de 2.65 por ciento, mientras que en el mismo mes del año anterior fue de 2.74 por ciento. La tasa anual de los índices subyacente y no subyacente en julio se ubicó en 2.97 y 1.65 por ciento, respectivamente. En el mismo periodo de 2015 las cifras correspondientes fueron de 2.31 y 4.12 por ciento”, apuntó la dependencia en un comunicado.