(El Financiero) El Banco de México presentó el lunes pasado la nueva familia de billetes que circularán en el país, así como la propuesta de crear uno de 2 mil pesos. No obstante, expertos afirman que este billete enviaría un mensaje negativo de pérdida de valor adquisitivo y carecería de utilidad.

Raymundo Tenorio, director de la carrera de Economía en el Tec de Monterrey aseveró que un billete de 2 mil pesos reflejaría un mensaje psicológico malo en razón de la pérdida de valor adquisitivo de nuestra moneda. Además, destacó que ha sido complicado introducir el billete de mil pesos debido a que muchos establecimientos no lo aceptan y los cajeros automáticos no lo distribuyen.

En abril del 2008 se puso en circulación el billete de mil pesos. Desde esa fecha hasta entonces la inflación acumulada es de 51 por ciento, lo que implica que el poder adquisitivo ha caído un 34 por ciento. Es decir, en términos de poder adquisitivo lo que podías adquirir con esos mil pesos, ahora solo puedes comprar 662 pesos.

Por otra parte, Miguel González Ibarra, coordinador del Centro de Estudios Financieros y de Finanzas Públicas de la UNAM señaló que la emisión de un billete de alta denominación se debe a la pérdida del poder adquisitivo de la moneda, e incluso va en contra de la tendencia de los países desarrollados de ya no emitir billetes de este tipo.

Sin embargo, González Ibarra señala que en caso de México, tener billetes de alta denominación también se debe a que no existe la cultura aún de realizar pagos a través de medios electrónicos, posiblemente por la inseguridad al hacer transacciones electrónicas.

“El hackeo de las tarjetas, la clonación hace que muchas de las personas que tienen la necesidad de realizar pagos prefieran sacar el efectivo de las ventanillas que utilizar los medios electrónicos. Por otra parte, todavía no hay una penetración de la banca móvil con la que se puedan realizar pagos en establecimientos y eso obliga a que se siga utilizando el efectivo. Todo esto obliga al Banco de México a seguir imprimiendo billetes o acuñar moneda”, indicó el experto.

Aunque todavía no es un evento seguro, el Banco de México detalló que esta denominación conmemoraría el México Contemporáneo ilustrada por el Nobel de Literatura Octavio Paz y la escritora Rosario Castellanos. En el reverso del billete estaría un paisaje agavero y las antiguas instalaciones industriales de tequila.