A menos de 24 horas de que arranque la sexta edición de El Buen Fin, los anaqueles de las principales cadenas departamentales y autoservicios muestran productos hasta 18 por ciento más caros que hace dos meses (sin considerar el descuento o promoción), como consecuencia del dólar caro, revela un sondeo realizado por El Financiero en Best Buy, Liverpool y Wal-Mart.

La depreciación de 11.4 por ciento que ha registrado el peso frente al ‘billete verde’ en lo que va del segundo semestre del año ya se refleja en los precios de algunas categorías de productos de tecnología, cómputo y línea blanca.

“La depreciación (promedio) este trimestre comparado con el mismo de un año antes ha sido de 14.5 por ciento y el traspaso del tipo de cambio a los precios ya ha pasado las dos terceras partes, por lo que las compañías ya debieron de haber subido precios por lo menos un 10 por ciento” comentó José Antonio Cebeira, analista de Actinver Casa de Bolsa.

Por ejemplo, una pantalla de 50 pulgadas marca Samsung con tecnología LED de alta definición se encontraba en 10 mil 999 pesos en septiembre, mientras que un día antes del Buen Fin está en 12 mil 999, es decir, 18.2 por ciento más cara.

También, una computadora MacBook Pro de 13.3 pulgadas y 500 gigas de memoria con procesador Core i5 hace tres meses se vendía en 17 mil 499 pesos y hoy está en 19 mil 999 pesos, un incremento de 14.3 por ciento.

“Sin duda categorías completas de productos como la electrónica tendrán un impacto directo, sin embargo también ha sido suavizado por las cadenas donde le piden al fabricante que sacrifique el efecto en el precio”, indicó Vicente Yánez, presidente de la ANTAD.

Share This