Cada una de las empresas tendrá una participación de 25 por ciento en el consorcio, que presentará ofertas por separado para las dos primeras de tres pistas iniciales.

La empresa propiedad del magnate Carlos Slim, Carso Infraestructura y Construcción, se asoció con tres firmas locales para competir por la licitación de dos pistas en el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM), mismas que tendrían un valor combinado de mil 560 millones de dólares.

Con el fin de hacerse con dicha licitación, la rama de construcción de Grupo Carso ha acordado formar un consorcio con Grupo Gia, Promotora y Desarrolladora Mexicana (Prodemex) y Grupo Hermes.

La información fue publicada por el portal del diario reforma, en la que cita a cuatro personas que pidieron no ser identificadas, ya que dicha información no es pública.

Cada una de las empresas tendrá una participación de 25 por ciento en el consorcio, que presentará ofertas por separado para las dos primeras de tres pistas iniciales que se han lanzado a concurso.

De esta forma, Carso Infraestructura y Construcción estaría tratando de apoderarse de grandes proyectos de infraestructura, mismos que han sobrevivido a los recortes presupuestales del gobierno federal, debido a la disminución en los ingresos petroleros, lo que ha incluido la cancelación de dos trenes rápidos de pasajeros.

Con información de Reforma.