La Cámara de Diputados aprobó en lo general y en lo particular reformas a los artículos 171 y 172 del Código Penal Federal, para sancionar o en su caso castigar con cárcel a quienes manejen en estado de ebriedad, bajo los influjos de drogas, y ahora a quienes manejen y vayan hablando por teléfono o mandando mensajes de texto, comúnmente llamado “texteando”.

Los accidentes vehiculares ocasionados por manejar y hablar por teléfono celular o mandar mensajes de texto se han convertido en la primera causa de muerte entre menores de 5 a 14 años, así como la segunda causa de orfandad en el país.

Ante ello, los legisladores aprobaron con una votación mayoritaria de 313 votos a favor, 33 abstenciones y 46 en contra esta iniciativa que se envió al Senado de la República, para sus efectos constitucionales. Así, las penas a quienes ocasionen accidentes vehiculares podrían recibir una pena de cárcel de uno a tres años —en lugar de los seis meses actuales—, así como multas por hasta 30 días de multa —antes eran 100 pesos—, y suspensión o pérdida derecho a manejar, es decir, que la licencia de manejo le será retirada.

El artículo 172 establece ahora que a quien vaya manejando y al mismo tiempo use aparato de radio comunicación para hablar o textear, sin utilizar el dispositivo de manos libres y cometa algún daño a terceros, “se le impondrá, además de la sanción correspondiente al delito cometido, una sanción de uno a tres años de prisión”.

El diputado Javier Pinto Torres, del Partido Nueva Alianza (Panal), advirtió el grave problema de seguridad pública en el que se ha convertido manejar y utilizar el teléfono celular en la actualidad, ya que cifras del INEGI del 2014 indican que ese año se registraron  378 mil 240  accidentes vehiculares, de los cuales el 1.1 por ciento fueron fatales, con la muerte de 4,708 personas muertas solo en las grandes ciudades.

Coincidió con el diputado Víctor Manuel Sánchez Orozco, de Movimiento Ciudadano, en el sentido de que los accidentes vehiculares son la primera causa de muerte entre niños de 5 a 14 años, y la segunda causa de muerte para jóvenes de 15 y 29 años y el principal motivo, son: error humano, exceso de velocidad, conducir bajo los efectos del alcohol, y el uso de dispositivos móviles.