El presidente Enrique Peña Nieto se declaró dispuesto a asumir el costo por recibir en Los Pinos al candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, pero sostuvo que esa decisión respondió a su deber de cuidar el interés y el futuro de México.

En entrevista, el mandatario Peña Nieto aseguró que nadie le recomendó invitar al magnate neoyorquino, sino que él lo decidió como Presidente de México.

—¿Y asume usted si se equivocó?—

Asumo esta posición de forma responsable, precisamente para cuidar el interés de México.

¿La asume como acierto o como error?—

“La asumo como una actitud responsable frente al riesgo que representan posicionamientos que particularmente el candidato Trump ha fijado en su campaña y que esto representa riesgo para México”, aseguró.

El jefe del Ejecutivo justificó su mesura frente a la hostilidad de Trump, al subrayar que en su responsabilidad de jefe de Estado ha optado por el diálogo y no por la estridencia.

“Asumo el costo que ha representado este tema con la responsabilidad que significa ser el jefe del Estado mexicano, el responsable de cuidar a México y a los mexicanos; por eso esta decisión, sé que fue difícil, porque aquí no había más que dos opciones: (la del diálogo) o francamente la del enfrentamiento, la estridencia y contestar con insultos, y eso a lo mejor me haría muy popular acá, en México”, dijo.

El Presidente conversó con el director general editorial de Grupo MILENIO el pasado viernes durante una escala en Alaska rumbo a China y por 40 minutos accedió a un intercambio de cuestionamientos, réplicas y contrarréplicas por momentos intensas.

Fuente: Milenio