El gobernador del Banco de México (Banxico), Agustín Carstens, se despidió del Fondo Monetario Internacional (FMI), organismo en donde presidió el Comité Monetario y Financiero Internacional (CMFI) desde 2015.

En su último mensaje ante los medios que cubren la reunión anual del FMI y el Banco Mundial (BM), también aprovechó para hablar sobre el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), del que dijo hay muchas posibilidades de modernizarlo porque México está negociando de buena fe para lograr un acuerdo que beneficie a todos.

“Esta es mi última reunión del CMFI, quiero darle las gracias a los miembros del Comité por su apoyo muy valioso y también al personal por su trabajo durante mi presidencia, cargo que asumí en marzo de 2015; espero verlos a todos nuevamente”, dijo en un tono nostálgico.

Con la afabilidad que lo caracteriza, también agradeció públicamente a la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, a quien tenía a su lado y con quién compitió para presidir el FMI y perdió.

“Quiero aprovechar la oportunidad por habernos acogido en el CMFI, y por haber trabajado de una manera tan eficaz con nosotros. Ha sido un placer trabajar contigo de manera estrecha y ver la gran destreza que tienes en la administración de esta institución”, manifestó.

Por su parte, Christine Lagarde, expresó su agradecimiento y reconocimiento al trabajo de Carstens, a quien consideró como parte de su familia.

“Ha sido un placer trabajar con él y su equipo; Agustín ha sido fuerza y liderazgo en un sentido muy especial, de una manera amistosa casi como si fuera familia, y yo diría que es a la manera mexicana, le agradecemos y apreciamos en su justo valor”, destacó.

Al dar el último reporte como presidente del Comité Monetario, Carstens dijo que aún hay retos de política para las economías en el mundo, que son clave para incrementar el crecimiento potencial, porque los países no “podemos cantar victoria todavía”.

La solidez que se observa después de la crisis, los riesgos de corto plazo son bastante equilibrados, pero los de mediano plazo siguen a la baja, por lo que advirtió que “no debemos ser complacientes” en cuanto a profundizar la recuperación actual.