Alza tras alza

Por: Iván Rojas Dosal

El balance de riesgos para la inflación se ha deteriorado moderadamente. El propio Banco de México (Banxico) liderado -aún- por Agustín Carstens espera que durante 2017 la inflación se ubique considerablemente por encima de su meta de 3% +/- 1%.

Tan solo en abril aumentó 5.89%, la tasa más alta desde mayo de 2009. La inflación general anual continuará viéndose afectada temporalmente, en particular por el incremento en las tarifas de autotransporte y de algunos productos agropecuarios.

Este panorama se añade a los ajustes que se deriven aún de la depreciación acumulada del tipo de cambio real, así como del impacto transitorio del incremento en los precios de los energéticos. Ante esta situación el banco central elevó en 25 puntos base su tasa de interés referencial para llevarla a 6.75%.

Pero, ¿Cómo afecta a la economía esta alza de tasa de interés? Primero, es importante recordar que el costo de los préstamos bancarios en el país depende de la tasa de referencia de Banxico y si bien es más inmediato el traslado a las tarjetas de crédito, pues la mayoría están referenciadas a la TIIE (Tasa de Interés Interbancaria de Equilibrio), los financiamientos hipotecarios, automotrices, personales y de nómina también se van a encarecer.

Si deseamos adquirir una casa o un auto, tendremos que evaluar la capacidad de pago a futuro y contratar tus créditos a tasas fijas, pues se prevé que las tasas continúen subiendo.

También las Pequeñas y medianas empresas (Pymes) se verán afectadas, así como las personas con actividad empresarial, pues el incremento dependerá del plazo a los que están contratados este tipo de financiamientos.

Si piensas contratar una tarjeta de crédito o solicitar un préstamo en alguna institución financiera, es momento de pensarlo dos veces. Si ya cuentas con alguno es indispensable pagar puntualmente tus mensualidades y procurar que tus deudas no rebasen 30 por ciento de tus ingresos.

Si tienes algún crédito a tasa variable, este anuncio podría afectarte ya que tus mensualidades aumentarán. Pero si tienes algún tipo de financiamiento a tasa fija, no te preocupes, pues no afectará tu crédito y no subirán tus mensualidades

Ante este escenario, es imperante tener prudencia y evitar el endeudamiento, así que lo mejor es saldar deudas, pagar los pendientes de tu tarjeta de crédito y evitar compras innecesarias.

El balance de riesgos para la inflación se ha deteriorado moderadamente. El propio Banco de México (Banxico) liderado -aún- por Agustín Carstens espera que durante 2017 la inflación se ubique considerablemente por encima de su meta de 3% +/- 1%.

Tan solo en abril aumentó 5.89%, la tasa más alta desde mayo de 2009. La inflación general anual continuará viéndose afectada temporalmente, en particular por el incremento en las tarifas de autotransporte y de algunos productos agropecuarios.

Este panorama se añade a los ajustes que se deriven aún de la depreciación acumulada del tipo de cambio real, así como del impacto transitorio del incremento en los precios de los energéticos. Ante esta situación el banco central elevó en 25 puntos base su tasa de interés referencial para llevarla a 6.75%.

Pero, ¿Cómo afecta a la economía esta alza de tasa de interés? Primero, es importante recordar que el costo de los préstamos bancarios en el país depende de la tasa de referencia de Banxico y si bien es más inmediato el traslado a las tarjetas de crédito, pues la mayoría están referenciadas a la TIIE (Tasa de Interés Interbancaria de Equilibrio), los financiamientos hipotecarios, automotrices, personales y de nómina también se van a encarecer.

Si deseamos adquirir una casa o un auto, tendremos que evaluar la capacidad de pago a futuro y contratar tus créditos a tasas fijas, pues se prevé que las tasas continúen subiendo.

También las Pequeñas y medianas empresas (Pymes) se verán afectadas, así como las personas con actividad empresarial, pues el incremento dependerá del plazo a los que están contratados este tipo de financiamientos.

Si piensas contratar una tarjeta de crédito o solicitar un préstamo en alguna institución financiera, es momento de pensarlo dos veces. Si ya cuentas con alguno es indispensable pagar puntualmente tus mensualidades y procurar que tus deudas no rebasen 30 por ciento de tus ingresos.

Si tienes algún crédito a tasa variable, este anuncio podría afectarte ya que tus mensualidades aumentarán. Pero si tienes algún tipo de financiamiento a tasa fija, no te preocupes, pues no afectará tu crédito y no subirán tus mensualidades

Ante este escenario, es imperante tener prudencia y evitar el endeudamiento, así que lo mejor es saldar deudas, pagar los pendientes de tu tarjeta de crédito y evitar compras innecesarias.

Incertidumbre ante el TLCAN

EDITORIAL MAYO

Ya son 23 años desde que México se integró al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). Ahora el país se encuentra en una posición de incertidumbre y en espera de que Donald Trump, envíe al Congreso su propuesta de renegociación de este mismo acuerdo, partiendo del criterio que el déficit que tiene con nuestro país provoca desempleo y la quiebra de sus empresas.

Sin embargo los datos indican que su déficit comercial total fue superior a 500 mil millones de dólares el año pasado, mientras que sólo fue de 60 mil millones con México, lo que representó 0.2 por ciento de su PIB, disminuyendo de manera importante en los pasados años.

El hecho de que tengamos un superávit comercial con Estados Unidos significa que exportamos más de los que importamos de ese país. El comercio entre México, Canadá y Estados Unidos, se ha cuadruplicado desde 1994, hasta llegar a los 1.14 billones de dólares.

Las exportaciones de México solo en los años 90’s representaban apenas el 12.1% del PIB, y hoy son más del 35% de éste, es decir, poco más de un tercio del indicador nacional.

Es importante recordar que México es el segundo comprador de productos estadunidenses, por lo que no solo Estados Unidos es importante para México, también es cierto que México es muy importante para Estados Unidos.

Luego de que Trump calificara al TLCAN como “uno de los peores acuerdos” firmados por Estados Unidos, a México le preocupa la renegociación o incluso el fin del pacto, así como nuevas políticas gubernamentales de Estados Unidos que pudieran adoptarse como la implementación de impuestos a la importación.

Y no solo a México, estos posibles cambios preocupan empresarios extranjeros de diversos sectores manufactureros como el automotor, el de aviones, el electrónico y otros más que tienen sus procesos productivos integrados en las tres naciones.  Por ejemplo, se estima que cerca de 40 por ciento de los componentes de los automóviles que exporta México es a su vez importado previamente de Estados Unidos.

Terminar con el TLCAN afectaría a Estados Unidos: seis millones de empleos estadounidenses dependen de las exportaciones a México, según los funcionarios mexicanos. Pero para los mexicanos el resultado podría ser devastador.

Sin el TLCAN, el comercio entre México y Estados Unidos se regiría según las reglas de la Organización Mundial del Comercio.

Si a todo este panorama se le suma la posición de Trump ante la construcción de un muro que divida aún más a las naciones, es necesario que nuestro país tenga claras sus prioridades, anteponga el interés nacional con dureza y sobre todo aliste su estrategia.

Es un hecho que Trump se encuentra listo, aún con su impopularidad del 58% entre la población estadunidense -a 100 días de gestión- y sus pocas atinadas decisiones. Pero listo.

¿Listos para la Declaración anual 2016?

EDITORIAL ABRIL

Como cada año, se acerca el inevitable momento para las personas físicas y morales de cumplir con la obligación de presentar su declaración anual correspondiente al ejercicio 2016. De ahí que resulte conveniente el repasar algunos puntos y consejos que pueden coadyuvar en una mejor toma de decisiones en el cálculo y cumplimiento de dichas obligaciones.

Desde el miércoles 22 de marzo y hasta el 30 de abril, las personas físicas podrán presentar su declaración anual de impuestos 2016 a través del portal del Servicio de Administración Tributaria.

Será hasta el 3 de abril cuando las personas morales puedan presentar su declaración de este ejercicio.

Entre las personas obligadas destacan quienes perciben ingresos por honorarios; arrendamiento; actividades empresariales; enajenación y adquisición de bienes, dividendos, premios y otros ingresos.

Los trabajadores que sólo obtuvieron ingresos por salarios en 2016 e intereses de sus cuentas e inversiones quedan exentos de la obligación de presentar declaración anual. Hasta el año pasado, los asalariados con ingresos mayores a 400 mil pesos y otras personas físicas tenían obligación de presentar declaración anual en abril.

Por otro lado la Firma Electrónica Avanzada (Fiel), que antes se requería para solicitar una devolución de impuestos mayor a 10 mil pesos, solo será necesaria para solicitudes de más de 50 mil pesos.

Para obtener saldo a favor, quienes presenten su declaración deben incluir en ésta comprobantes de gastos de salud, que incluyen primas por seguros médicos dentales, anteojos, colegiaturas, donativos, impuestos locales por salarios, gastos funerarios, intereses por créditos hipotecarios, y aportaciones voluntarias al fondo de ahorro para el retiro.

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) estima que serán más de tres millones 301 mil 455 personas físicas quienes cumplirán con la obligación de presentar su declaración anual de impuestos 2016 -sólo en abril 2017-, lo que implicaría superar el récord del año pasado (más de 16 mil millones de pesos)

Recuerden que esta es una obligación estipulada en la Ley del Impuesto sobre la Renta, y el no declarar conlleva a una serie de sanciones y multas. Para no tener problemas es indispensable que se acerquen a un especialista y un contador, para buscar incluso beneficios en devoluciones.

México en alerta

Por: Iván Rojas Dosal

Ante el panorama de incertidumbre por las decisiones en materia comercial y fiscal que podría tomar el gobierno estadounidense, el Banco de México (Banxico) redujo el pronóstico de crecimiento de la economía mexicana por quinta ocasión consecutiva.

Esta vez previó un PIB situado en un rango de 1.3 a 2.3%, cifra menor a la previsión anterior, que era de 1.5-2.5%.

Los riesgos que más preocupan al Banxico son los que pueden impactar a la economía mexicana en su conjunto, como una eventual reducción en la calificación crediticia del país, así como una caída en el flujo de las remesas, principalmente.

Lo que alerta al país es la decisión de diversas empresas en cancelar o posponer sus planes de inversión a raíz de los eventos recientes en Estados Unidos; que se implemente una política comercial o fiscal altamente proteccionista en el país vecino y que afecte las exportaciones mexicanas conduciendo a un mayor deterioro de la confianza de los consumidores y empresas.

Con esto, se podrían observar episodios de elevada volatilidad en los mercados financieros internacionales, que a su vez pudieran reducir las fuentes de financiamiento hacia México.

Lo que es un hecho es que hacia finales de este año se espera que la inflación se vea afectada de manera temporal por cambios en los servicios por la depreciación del tipo de cambio real y el impacto transitorio de la liberalización de las gasolinas.

Ante esta realidad es indispensable fortalecer el estado de derecho y garantizar la seguridad jurídica, con el fin de propiciar un entorno más favorable para el crecimiento.

Independientemente de cualquier acontecimiento externo, México debe continuar incrementando su competitividad frente al exterior e impulsar su potencial de crecimiento en el mercado interno.

 

 

Trump VS el mundo

Trump VS el mundo

Por: Iván Rojas Dosal

Concluyó el mes de enero y desde principio de año se tuvo claro que la relación con el Estados Unidos de Donald Trump, será sensiblemente complejo y con un nuevo orden económico internacional que está en proceso de consolidarse.

Son varios los factores que deben examinarse a fondo y evidentemente a la mayor brevedad: la revisión del tratado de Libre Comercio, el asunto relativo al polémico decreto anti inmigración del presidente estadunidense y sin duda el esquema monetario en términos de tasas de interés.

Tal como lo aseguró el economista estadunidense Joseph Stiglitz, premio Nobel de Economía 2001, si Trump sigue empecinado en la confrontación con México (y el mundo) , el panorama adverso será para su país, pues perderá competitividad, alcanzando un colapso en las finanzas de Estados Unidos.

Como una muestra está el desagrado de por lo menos 100 empresas -entre ellas gigantes tecnológicos como Apple, Google, Facebook y Microsoft- quienes consideran que el decreto de Donald Trump, que prohíbe el ingreso a Estados Unidos a ciudadanos de siete países de mayoría musulmana, es una ofensa para sus talentos.

Ante este panorama, es urgente que México reduzca su dependencia económica de Estados Unidos, realice mejoras sociales y genere condiciones para inversión en áreas como infraestructura y transporte.

Nuestro país debe cambiar su estrategia y aprovechar la llegada de Donald Trump al poder para diversificar sus relaciones comerciales con otros países, así como explorar nuevas industrias y crear nuevas ventajas competitivas dinámicas.

 

La victoria de Donald Trump y su impacto en el mundo

La victoria de Donald Trump y su impacto en el mundo

Por: Iván Rojas Dosal

La elección de Donald Trump como presidente de los Estados Unidos conmocionó a México. Las primeras consecuencias ya se han observado: al día siguiente de las elecciones, el peso mexicano se devaluó en relación al dólar, la Bolsa Mexicana de Valores cayó de manera importante, se incrementó la salida de capitales del país y muchas empresas con intereses en México decidieron parar sus proyectos de inversión por presión del presidente electo.

Y es que la mayor parte de los analistas financieros estiman que la victoria de Trump va a tener un impacto negativo a corto y medio plazo en la economía mexicana, que con una moneda más débil, con una mayor inflación y un menor consumo interno va a ver reducidas sus expectativas de crecimiento en 2017.

México es el tercer socio comercial de Estados Unidos, después de China y Canadá. Las exportaciones de México a Estados Unidos corresponden en un 80% a productos manufacturados y casi seis millones de empleos en EU dependen del comercio con nuestro país.

A pesar de estas cifras, Donald Trump amenaza con revisar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP), así como impulsar políticas para limitar la entrada de productos mexicanos a Estados Unidos, como fue el caso de los fabricantes de los acondicionadores de aire Carrier.

 A la llegada del  “huracán Trump”, se suma la renuncia del gobernador del Banco de México (Banxico), Agustín Carstens, que sin duda repercutirá de forma directa sobre la economía nacional, generando un factor más de incertidumbre frente a los mercados internacionales. Se va dejando una depreciación de más del 50% y en medio de un divorcio entre la Secretaría de Hacienda y el Banco de México, provocado por las diferencias en el pronóstico de crecimiento económico.

Pese a todo este contexto, el empresario Carlos Slim ha señalado que la administración de Trump no será tan perjudicial para México ya que representa una oportunidad para volver a centrarse en el mercado interno, que ha sido descuidado durante décadas, pues “México debe voltear a ver a México”.

Y si, consumir lo mexicano ayuda a nuestra economía, porque tienen un precio competitivo, porque respetan regulaciones ambientales, porque pagan impuestos, porque son productos de calidad y claro, porque dan empleo.

México necesita una legislación y políticas públicas que hagan atractivas las inversiones en el país, que faciliten la apertura de empresas, fomenten la competitividad, que mejoren los salarios y que repiensen el modelo económico que claramente le ha fallado a muchos. La determinación de incrementar el salario mínimo a 80.04 pesos para 2017, es un avance que va en la dirección correcta, pero es aún insuficiente.