¿Qué debes saber sobre los fondos de inversión?

¿Qué debes saber sobre los fondos de inversión?

No sólo las calificaciones y la integración de la cartera te ayudan a sentirte seguro al invertir en fondos de inversión.

Dentro de este mundo existen algunas empresas que ayudan a garantizar su correcta operación, Roberto Cano Díaz, director ejecutivo de captación de fondos de Banorte, nos explica este tema.

El directivo de la institución financiera dice que para que tu ahorro o inversión cuente con garantías de seguridad y se encuentre plenamente en estándares de las mejores prácticas a escala internacional, los fondos de inversión cuentan con una serie de prestadores de servicios.

Estas empresas deben ser contratadas por los fondos de inversión dentro de un marco regulatorio establecido por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV). Éstas son las siguientes.

Operadora de Fondos de Inversión

  • Empresa constituida expresamente para administrar los recursos que se destinan a los fondos de inversión.
  • Debe ser una entidad independiente y por lo general es una subsidiaria de los grupos financieros, mas no es un requisito.
  • Provee los recursos, el personal, instalaciones y todo lo necesario para llevar a cabo la gestión o administración de los distintos fondos de inversión.
  • Cuenta con el personal calificado y experimentado en los distintos mercados y clases de valores en los que operan los fondos.

DISTRIBUIDORES DE FONDOS DE INVERSIÓN

  • Son las entidades financieras autorizadas para llevar a cabo la distribución de los fondos de inversión, esto es captar los recursos de los clientes y a cambio entregarles los títulos que representan su participación en los fondos en cuestión.
  • Entidades Autorizadas (algunas de ellas): Bancos, Casas de Bolsa, Operadoras de Fondos o Distribuidores Integrales de Fondos de Inversión.
  • Su objetivo es poner a disposición del mercado que atienda la operación de compra y venta de fondos de inversión.
  • Elaborar estados de cuenta con el detalle de las operaciones que lleva a cabo el cliente.
  • Ofrecer en las distintas modalidades la asesoría en fondos de inversión.

PROVEEDORES DE PRECIOS

  • Estas empresas se constituyen para suministrar el precio de los valores o instrumentos que integran la cartera de un fondo de inversión.
  • Los precios de los valores son el punto de partidad la valuación diaria de los fondos.
  • Un tercero ajeno a cualquier entidad financiera para evitar la manipulación de precios a considerar.
  • Establecen una metodología a partir de la cual determinan de manera diaria y transparente el precio de todos los valores del mercado, tanto de los denominados de renta fija o deuda como de renta variable.

VALUADORAS

  • Calculan de manera diaria y justa los precios de cada fondo registrado en el mercado.
  • El proveedor de precios les proporciona los precios de cada componente del fondo.
  • Son valuadoras porque a partir de reglas estándar para todos los fondos del mercado determinan el precio al cual deberán ser honradas todas las compras y ventas que lleven a cabo los clientes.

Vía: Dinero en Imagen

Cómo evitar que tu idea de negocio fracase

Cómo evitar que tu idea de negocio fracase

Tienes una inversión. ¿Qué quieres? ¿Que reviente como globo porque está basada en promesas? ¿O que tenga retornos sólidos? La diferencia entre ambas es la transparencia, la planeación y la humildad.

En los últimos años, el hambre por encontrar al siguiente Apple, Google o Facebook en alguna pequeña startup ha generado una ola de atención e inyección de capital desmedida a la hora de tasar el valor de nuevas compañías tecnológicas. “Se ha llegado a valuaciones ridículas y muchos de estos negocios truenan por eso, porque en este exceso de capital que puede haber, les invierten y lo valúan a una tasa que no tiene ningún sentido”, expone Óscar Silva, socio de estrategia de inversiones de KPMG México.

Apoyados en este esquema, entre 2009 y 2015, los montos de capital anual invertido en startups, sobre todo en Silicon Valley, crecieron de 49,100 millones de dólares a 128,500 millones de dólares y en total los inversores privados inyectaron 362,000 millones de dólares en este tipo de empresas en el último lustro, según datos de la consultora CB Insights.

Esa alta disposición de capital, y la emoción por encontrar un proyecto innovador que cambie la vida de las personas, no sólo atrajo los reflectores hacia el mundo de las startups, sino que creó rangos de valuación de, por lo menos, 1,000 millones de dólares, también llamados unicornios, e hizo de la especulación un factor capaz de convertir una promesa de negocio en una firma valuada en miles de millones de dólares, sin contar con un plan de negocios sólido o pruebas de productos mínimos viables. Pero esta práctica tiene consecuencias.

Dos tristes historias

En un entorno en que los inversionistas están demasiados dispuestos a apostar por las ideas novedosas, se corre el riesgo de sobrevalorar a las compañías y pasar por alto huecos en el plan de negocios. “En una startup siempre va a quedar un margen de especulación, pero la naturaleza del Venture Capital (VC) es tomar el riesgo de creer en una idea, pero sí hay una gran diferencia entre meter dinero a un plan bien aterrizado y a uno que no”, agrega Óscar Silva, de KPMG México.

Uno de los casos más recientes es Theranos, la famosa firma de biotecnología de San Francisco. En un par de años, la empresa cuya apuesta era masificar las pruebas de sangre a bajo costo para la detección de diversas enfermedades logró que inversionistas, como el billonario dueño de Oracle, Larry Ellison, apoyaran el proyecto.

Theranos fue centro de portadas de las publicaciones más importantes del mundo. Elizabeth Holmes, su fundadora, con 30 años de edad, fue vista por algunos como la futura Steve Jobs. La firma levantó 400 millones de dólares en capital y sus inversionistas la valuaron en 9,000 millones de dólares. Pero, su tecnología no era viable.

Sin un producto mínimo factible, Theranos fue a la cima y en picada en unos meses. Hoy la startup tiene un valor estimado por Forbes de 800 millones de dólares y al equipo le fue prohibido usar laboratorios en California a partir de julio de 2016. Éste no es el único caso en el que la valuación de la firma fue alterada o excede las posibilidades del negocio.

La desarrolladora de software Autonomy infló sus ingresos y perspectivas de crecimiento para venderse con un mayor valor. Ésta fue comprada en 2011 por HP Enterprise en 11,000 millones de dólares; sin embargo, en 2014 se reveló que la valuación fue alterada previo a la transacción, lo que le costó a HP 5,000 millones de dólares para reajustar sus ingresos.

Ese tipo de prácticas podría ser una constante en el mundo emprendedor, si no se endurecen los criterios para el levantamiento de capital y las valuaciones, advierte CB Insights.

¿Cómo encontrar el valor justo para una startup? Santiago Zavala, socio fundador del fondo de capital y aceleradora 500 Startups México, afirma que las valoraciones cambian según la etapa en la que se encuentre la startup, el giro e, incluso, el equipo que está detrás del negocio. Detalla que aunque historias como el de Autonomy y Theranos son un riesgo latente, sobre todo en mercados poco explorados, en el caso de esta última hubo “un tema de fraude en etapas mayores”.

En México, los inversionistas gozan de cautela, por lo que la fiebre por los llamados unicornios aún no llega. “Creemos que aquí no se ha contagiado tanto. No vemos esas valuaciones exorbitantes que hay en Silicon Valley. Aquí los inversionistas son más conservadores justo porque el mercado no sobrerreacciona”, reflexiona Óscar Silva.

Números transparentes

En el ecosistema de México y América Latina casi todas las startups en busca de una valuación están en etapas tempranas –llamadas semilla o serie A–, y dada la cautela de los inversionistas nacionales, es reducido el riesgo de que estos casos se repliquen. En México, los rangos de valoración para este tipo de firmas van de 500,000 a un millón y medio de dólares, en series semilla, y entre 3 y 6 millones para series A. Lo importante es que demuestren un producto funcional.

Aunque todavía no hay muchas startups Serie A en este país, la mayoría se ubica en el rango de 1 a 6 millones de dólares. Y de todas las empresas que están levantado dinero, a cualquier nivel, ninguna está en etapa ideal o en desarrollo de prototipo. Ya son actores importantes en sus industrias, “tal vez todavía con participaciones pequeñas, pero con crecimientos importantes”, comparte Santiago Zavala.

Para llegar a estas cifras se aplican diferentes métodos, los cuales buscan proyectar el valor del nuevo negocio basado en la oportunidad de mercado, en pruebas de mercado ya realizadas o bien en comparaciones con emprendimientos similares en la región; no obstante, sin importar el o los métodos que se apliquen, el plan de negocios es el elemento más importante para lograr una valoración certera.

Planear, fundamental

Armar el plan de proyecciones es esencial para la formación de cualquier empresa. No obstante, Óscar Silva, de KPMG, considera que aterrizar estas cifras, contrastarlas con el mercado e, incluso, poner a prueba los prototipos, es uno de los retos más comunes entre los emprendedores.

La importancia del plan y sus fundamentos económicos radica en que sólo a partir de un análisis de este tipo, los emprendedores pueden definir cuánto están dispuestos a ceder a los inversionistas y cuánto dinero pueden obtener como ganancia, sin diluir el valor de la firma.

A nivel mundial, el porcentaje que se recomienda para ceder a los inversionistas en etapas tempranas tiene un máximo de 27 %, a un plazo de entre cinco y ocho años, según reportes de un estudio de Witbank y la Asociación Nacional de Venture Capital en Estados Unidos (NVCA).

A la par de las cifras y estadísticas, no se debe dejar de lado la importancia de las personas detrás de la inversión. “Quizá pueden dejar entrar a un inversionista de perfil más estratégico, aunque deje más barata su empresa, simplemente porque le conviene tenerlo, de la misma manera en que un inversionista está dispuesto a pagar una valuación más alta porque le conviene o le complementa otros negocios”, advierte el fundador de 500 Startups México.

Más que lealtades, el nombre y trayectoria de quien pone el dinero puede ser clave para que la startup obtenga una valoración mayor o pueda ser elegible para mayores rondas, serie B o C, más adelante en su carrera.

Cuatro formas de volar: Estos procedimientos son los más usados para determinar el valor de una startup en etapas tempranas. En una valuación, generalmente se usa más de uno.

-Método de Venture Capital

Se basa en lo que se espera que la firma valga en el tiempo, cuando pueda salir a bolsa o ser adquirida. El valor se calcula con base en las estadísticas del valor del mercado al que va dirigida la oferta y las ganancias que podría obtener.

-Método Berkus

Toma como base los ingresos que puede generar la compañía después de haber hecho pruebas de producto en un mercado objetivo. El valor es estimado por los fundadores y/o mentores o asesores. Se recomienda para las empresas más jóvenes.

-Método Scoreboard

Se toman como referencia startups similares de la región, en siete características:

Fortaleza del equipo            0-30%

Oportunidad de mercado   0-25%

Producto o tecnología          0-15%

Entorno competitivo            0-10%

Ventas y marketing 0-10%

Inversiones adicionales       0-5%

Otros factores           0-5%

-Método de factores de riesgo

Asigna un porcentaje de valor de la compañía, de acuerdo con características predeterminadas. Luego estudia el riesgo de inversión y lo compara con otros negocios similares en la región.

*Este artículo apareció publicado en la sección Startup del número 8 de la revista Tec Review

¿Dónde puedo tomar cursos en línea?

¿Dónde puedo tomar cursos en línea?

Esta forma de instruirte te permite atender otras ocupaciones. Aquí conocerás tres alternativas con diferentes opciones a elegir.

Hoy en día internet y las nuevas tecnologías brindan la posibilidad de acceder a la educación en línea, puedes encontrar muchas oportunidades de formación, estudiar desde cualquier lugar, escoger el horario y hacerlo en el dispositivo que prefieras. Otras ventajas son que avanzas a tu ritmo, administras tu tiempo, tienes soporte constante, la variedad de formatos ayuda a complementar el aprendizaje y la actualización de los contenidos es inmediata.

Ya sea que lo hagas desde la computadora, tableta o celular siempre tienes la posibilidad de adquirir habilidades que serán útiles en tu vida laboral. Si tienes contemplada esta modalidad de educación o sabes de alguien que tenga interés en ello te damos a conocer tres sitios que ofrecen diferentes cursos.

Miríada X

Es una plataforma de cursos masivos abiertos que proporciona distintos temas diseñados con el mismo nivel de calidad que uno presencial. Algunos son gratuitos y otros tienen precios accesibles.

Entre sus características destacan:

  • Presencia de universidades e instituciones educativas de Iberoamérica con los mejores profesores.
  • Cursos disponibles es español y portugués.
  • Aprendizaje social y colaborativo.
  • Participación en comunidades de estudiantes para mejorar la enseñanza.
  • Agenda de actividades obligatorias y optativas.
  • Certificados de participación.

Imagen tomada de miriadax.net

Coursera

Reúne a más de 150 universidades que incluyen a un gran número de escuelas de habla hispana incluidas la UNAM y el Tecnológico de Monterrey cuentan con programas especializados y temas relacionados con la formación en negocios, idiomas, artes y humanidades, ciencias biológicas, desarrollo personal, computación y muchos más.

Para inscribirte solamente debes registrarte con tus datos y así ingresar a las sesiones que te interesen, no importa la formación previa que tengas, pero si es necesario ser mayor de edad.

Si quieres acceder de forma gratuita selecciona “auditar curso” y si requieres una certificación oficial deberás pagar una tarifa que varía según tu ubicación y otros factores.

Los materiales están conformados por videos y lecturas recomendadas con posibilidad de descargarlos, en caso de que surjan dudas existen foros y grupos de Facebook para compartir información.

Imagen tomada de coursera.org

Tutellus

Un sitio colaborativo que cuenta con 60 mil videocursos de distintas temáticas y niveles, tiene presencia en 160 países y una comunidad de 500 mil personas. Se puede usar de tres maneras:

  • Aprendiendo, los alumnos podrán encontrar diversos contenidos, los compañeros de aula te apoyan en lo que necesites.
  • Enseñando, si dominas un tema tienes la posibilidad de impartir tus conocimientos, solamente debes grabarlo, subirlo y de esa forma ganar dinero.
  • Promoviendo, compartir cursos de otros usuarios por redes sociales y páginas web también te permite obtener ingresos.

Puedes encontrar lo que mejor se adapte a tus necesidades como cursos, suscripciones y carreras, también existen servicios de notas, preguntas, proyectos, grupos y tutores para una experiencia más completa.

Imágenes tomadas de tutellus.com

Es hora de aprovechar y vivir una experiencia formativa distinta. ¡No dejes pasar más tiempo!

 

Vía: Bancomer

¿Sufres agresiones laborales?

¿Sufres agresiones laborales?

En ocasiones, las bromas que recibimos en el trabajo superan un límite sano, se convierten en un problema real y preocupante al convertirse en bullying.

Hay muchas formas del bullying: desde los jefes que corren a sus empleados injustamente por correo electrónico hasta los gerentes en las líneas de ensamble que toman decisiones sin seguir los procedimientos adecuados (de acuerdo con la National Bullying Helpline de Reino Unido, o NBH).

Aunque la mayoría de la gente considera que el bullying en el trabajo se limita a lo verbal, esto no quiere decir que no haya casos de abuso físico.

“Sabemos de casos en los que se dan abusos físicos”, dijo a HuffPost UK Christine Pratt, fundadora de la NBH.

“El jefe de una fábrica recientemente golpeó a un miembro de su equipo porque temía que su empleado ‘soltara la sopa’ respecto de sus prácticas operativas”.

A propósito de la semana Anti-Bullying, que se realizó hace unos días, hablamos con un grupo de expertos laborales sobre cómo detectar casos de acoso laboral y cómo enfrentarlos.

El bullying puede hacer mucho daño al personal y crear un ambiente tóxico en el trabajo.Frances O’Grady, Secretario General del TUC.

¿Qué es el bullying laboral?

El bullying laboral es “un comportamiento ofensivo, intimidante, malicioso, insultante o humillante, así como el abuso del poder o autoridad con el que se pretende sobajar a un individuo o grupo de empleados, lo cual podría provocarles algún nivel de estrés”, define el Congreso del Sindicato de Oficios de Reino Unido (TUC).

Los expertos afirman que, si tu salud sufre como resultado del bullying, o si has sido testigo de abuso laboral, tienes la responsabilidad de reportarlo a tus patrones.

Algunas veces, el bullying puede detonar estrés y enfermedades.

Las víctimas del bullying podrían experimentar ansiedad, dolores de cabeza, náuseas, úlceras, insomnio, salpullido, enfermedad intestinal, hipertensión, pérdida de la confianza y, en algunos casos extremos, pensamientos suicidas.

Los patrones están obligados por ley a garantizar la salud, la seguridad y el bienestar de sus empleados. Si la acusación de una víctima no es escuchada, los patrones y los culpables de bullying podrían pagar multas, compensaciones y, en algunos casos, pisar la cárcel.

El bullying puede llevarse a cabo en persona, por carta, por correo o por teléfono.

El bullying incluye:

  • * Críticas al personal competitivo, relegando sus responsabilidades o pidiendo que lleven a cabo labores sin importancia;
  • * Gritarle al personal;
  • * Esparcir rumores maliciosos en contra de compañeros del trabajo;
  • * Ofender al personal enfrente de sus compañeros, o sobajarlo en privado.
  • * Bloquear ascensos;
  • * Ignorar frecuente y deliberadamente o excluir a los empleados de actividades laborales;
  • * Planear el fracaso de una persona al sobrecargarla de trabajo o imponerle plazos imposibles de cumplir;
  • * Atacar constantemente a un miembro del equipo con base a su posición profesional o personal y
  • * Tomar “de puerquito” a algún empleado.

Un sondeo del TUC reveló que casi un tercio de los empleados estadounidenses ha sido víctima de bullying en el trabajo.

Las mujeres son quienes más lo padecen.

Las edades de quienes sufren bullying en el trabajo va de los 40 a los 59 años, con 34% de los casos.

Lo que es todavía más escandaloso es que casi tres cuartas partes (72%) de los casos de bullying los llevan a cabo los jefes.

Si crees que te están haciendo bullying, lo más probable es que así sea.Christine Pratt, fundadora de la National Bullying Helpline.

Qué puedes hacer si te hacen bullying en el trabajo

¿Eres objeto de bullying en el trabajo? Lo primero que debes hacer es intentar resolver el problema de manera informal: deberías explicar con calma la situación y decirle a la persona que te molesta cómo te hace sentir, sugieren expertos, como la organización Mind.

El TUC ha publicado guías oficiales de qué hacer si sientes que te hacen bullying en el trabajo, o si estás seguro.

Las sugerencias son:

  • * Habla con alguien para tener su apoyo;
  • * Lleva una bitácora del abuso que incluya horas, datos y circunstancias;

Tu diario es evidencia a fin de cuentas y ayudará a que tu patrón pueda investigarlo todo.Christine Pratt, de la NBH.

  • * Si puedes, dile al acosador que encuentras su comportamiento inaceptable y pídele que pare;
  • * Informa a tu jefe (o alguien más superior) y muéstrale tus pruebas;
  • * Ingresa a un sindicato para que tengas mayor protección laboral;
  • * Siempre lleva a un representante sindical o a un compañero a las juntas que tengas en relación con tu queja.

Si tu patrón es incapaz de resolver el bullying laboral, puedes realizar una queja formal siguiendo los protocolos de la empresa. Si eso no funciona y te siguen atacando, puedes elevar el caso a las juntas de arbitraje laboral.

“Los patrones deben hacer todo lo que pueden para ayudar a las víctimas que denuncian. Esto significa tener políticas de cero tolerancia y asegurar a los empleados que no deben sufrir en silencio”, le dijo el Secretario General del TUC, Frances O’Grady, al HuffPost UK.

“El bullying puede hacer mucho daño al personal y crear un ambiente tóxico en el trabajo. Cualquiera que se sienta preocupado debe acercarse a su sindicato o unirse a uno para que su voz sea escuchada y que sus intereses se puedan representar”, finalizó.

Vía: Dinero en Imagen
3 errores que los líderes cometen y que nadie les dice

3 errores que los líderes cometen y que nadie les dice

De acuerdo con una encuesta realizada por la consultoría española Otto Walter, el 38% de los directivos ha sido reprobado por sus colaboradores debido a errores básicos, como prepotencia, autoritarismo o bien ser engreídos o soberbios.

Tener un puesto estratégico para la empresa es una gran responsabilidad, pero algunas veces, es un punto en contra. La mayoría de los errores en los colaboradores se pueden corregir a través de un feedback asertivo, pero ¿qué es lo que sucede cuando los empleados no pueden darle ese feedback a su jefe?.

Los errores más comunes de los CEO’s

Mezclar los negocios con la familia

Muchas empresas exitosas han surgido de proyectos familiares, y no hay nada mejor para ejemplificarlo que las Pequeñas y Medianas empresas (Pymes). Como dice el dicho “Todo se queda en familia”. Pero no siempre es así, ¿cuántos de ustedes tienen familiares en puestos estratégicos, y que por cuestión de sangre, nade led dice nada sobre su mal desempeño?

Este error es muy común y sin embargo, tiene solución. Busca un coach que te enseñe a gestionar, con o sin familia. Esto te ayudará a entender la dinámica a utilizar cuando la situación se salga de control. Recuerda que 60% de los negocios familiares, fracasan.

Dirigir con arrogancia

La arrogancia es una de las características más frecuentes en los líderes. Piensan que por serlo, tienen inmunidad total a sus actos. Este es uno de los mayores errores. Al respecto, Les McKeown, presidente y CEO de Predictable Success, asegura que el primer paso es darse cuenta de ello, y a partir de ahí, todo puede ser sencillo. Basta con preguntarle a uno de los socios o a algún colaborador: ¿Soy arrogante? Nadie te dirá que sí, pero bastará con ver la expresión de su cara para conocer la respuesta. ¿Te atreves a preguntar?

Mi puesto es para… siempre

Tener 30, 40 o más años al frente de la compañía, es un grave error. Muchos directivos creen que estar en la silla presidencial es su obligación eterna, sin embargo, es todo lo contrario. Las generaciones pasan y los métodos y dinámicas evolucionan. Si el presidente evoluciona con ello, es un punto ganador, pero la realidad es que la mayoría de las empresas tienen presidentes eternos que a la larga se convierten en obsoletos. ¡Cuidado! El principal error puede estar en la cabeza de la empresa. También es bueno saber cuándo hay que tirar la toalla.

En entrevista con Roberto Debayle, Enrique Taracena, profesor de Política del Ipade, comentó cuáles son los diez los errores más comunes de los CEO’s, y de los cuales, pocos ponen énfasis en corregirlos:

1. Creer que la empresa es suya.
2. Olvidar que dependen de su gente.
3. No tener claro el por qué están en ese puesto.
4. No conocer o entender a sus clientes.
5. No saber dónde hacer dinero.
6. No ser capaz de explicar a cada colaborador cómo impacta su trabajo en los resultados de la empresa.
7. No dar seguimiento a las decisiones y acuerdos.
8. No realizar un feedback asertivo.
9. No cumplir con su palabra.
10. No construir proyectos empresariales valiosos y de interés común.

¡Que no te intimiden los despachos de cobranza!

¡Que no te intimiden los despachos de cobranza!

Si alguna vez te han llamado para amenazarte con un embargo o una orden judicial, entonces aquí te decimos lo que debes saber para exigir tus derechos.

El Registro de Despachos de Cobranza (Redeco) es un sistema electrónico que contiene información de los bufetes que actúan como intermediarios entre las entidades financieras y el deudor, con el propósito de requerir extrajudicialmente el pago de la deuda, así como negociar y reestructurar los créditos, préstamos o financiamientos otorgados.

Durante el 2016, la Condusef recibió más 28 mil quejas por las malas prácticas de cobro por parte de los despachos, siendo las tres principales causas:

  1. La persona a quien buscan no es el usuario, cliente, socio o deudor.
  2. No se dirigieron de manera educada y respetuosa.
  3. Amenazaron o intentaron intimidar al deudor o a sus familiares.

Conoce lo que pueden y no hacer los despachos de cobranza:

Deben No deben
Identificarse (razón social, dirección, teléfono, entidad financiera que lo contrató, contrato u operación por la que llama, condiciones para liquidar el adeudo, monto del adeudo, condiciones para liquidar el adeudo y correo electrónico o dirección en donde pueden recibir quejas). Utilizar nombres o denominaciones que se asemejen a las de instituciones públicas.
Dirigirse al deudor de manera respetuosa y educada. Utilizar números de teléfono que aparezcan en el identificador de llamadas como “confidencial”, “oculto”, “privado”.
Comunicarse en un horario de 7:00 a 22:00 horas. Amenazar, ofender o intimidar al deudor, sus familiares, compañeros de trabajo o cualquier otra persona que no tenga relación con la deuda.
Documentar el acuerdo de pago, negociación o reestructuración de los créditos, préstamos o financiamientos. Realizar gestiones de cobro a terceros, incluidas las referencias personales y beneficiarios, con excepción de deudores solidarios o avales.
Entregar a la entidad financiera los documentos que contengan los acuerdos referidos. Enviar documentos que aparenten ser escritos judiciales.
Tratar los datos personales de conformidad con la normativa aplicable en la materia. Recibir por cualquier medio y de manera directa el pago del adeudo.

Recuerda que los despachos de cobranza no deben amenazarte con enviarte a la cárcel, embargar tu patrimonio o pegar papeles en tu domicilio, pues éstas acciones requieren primero de una orden judicial y tampoco se notifican vía telefónica. Si tienes alguna queja al respecto, preséntala ante la Redeco.

Vía: Bancomer