(Reuters) Pekín anunció este viernes aranceles sobre la importación de bienes estadounidenses valorados en 60 mil millones de dólares, en ítems desde gas natural licuado (GNL) hasta determinadas aeronaves, y advirtió que más medidas, señalando que no dará pie atrás en su conflicto con Washington.

El Ministerio de Comercio chino presentó una nueva propuesta de aranceles sobre la importación de 5 mil 207 bienes estadounidenses, con gravámenes que van desde 5 a 25 por ciento.

El momento para el implemento de las nuevas tarifas sobre los productos estadounidenses dependería de las acciones de Washington, de acuerdo con la cartera en un comunicado.

El día miércoles, Estados Unidos anunció que estudiaba subir los gravámenes a 25 por ciento sobre bienes importados chinos con un valor de 200 mil millones de dólares. Pekín prometió el jueves que tomaría represalias, al mismo tiempo instando a Washington a volver al diálogo.

Entre los productos estadounidenses a los que se aplicarán los aranceles hay un amplio rango de bienes agrícolas y de energía, como carne vacuna y GNL, además de semiconductores, algunos helicópteros, aeronaves pequeños a medianos, condones, productos de acero y café.