La Cineteca Nacional, en colaboración con el British Council en México, se suma a la conmemoración por los 400 años de la muerte de William Shakespeare con el ciclo “Shakespeare en el cine”.

Una selección de 10 adaptaciones británicas de reconocidos intérpretes de los textos escritos por El bardo de Avon, como Laurence Olivier y Kenneth Branagh, se proyectarán los viernes y sábados del 5 de agosto al 8 de octubre.
e48fc9fdde5edf6146f2e54959ebe998

Desde principios de año, el British Council ha consolidado su presencia internacional a través de la marca Shakespeare Lives, programa que engloba los eventos y actividades culturales conmemorativas del aniversario luctuoso que se realizan alrededor del mundo.

En otra valiente metamorfosis temporal e ideológica, Ricardo III (Richard III, Richard Loncraine, 1995) reinventó al famoso villano medieval y lo convirtió en un dictador fascista, líder de la Casa de York en una Inglaterra imaginaria durante los años treinta, interpretado por Ian McKellen.

La muestra también incluye dos de los tres largometrajes que el legendario actor de teatro británico Laurence Olivier dirigió y adaptó de Shakespeare: Enrique V (Henry V, 1944), la primera en ser un éxito internacional y establecer la racha ganadora de Olivier en el cine, y Hamlet (1948), ganadora de cuatro Premios de la Academia, incluyendo Mejor Película y Mejor Actor, y considerada popularmente como la versión cinematográfica definitiva. 

b5fb2f7b13f28d6a2ccf359b7483a22c

Asimismo, es importante destacar las paradigmáticas Romeo y Julieta (Romeo and Juliet, Franco Zeffirelli, 1968) y Otelo (Othello, Oliver Parker, 1998), ya que ambas innovaron la escena fílmica shakespeariana al incluir un casting protagónico apegado a los personajes originales: Leonard Whiting y Olivia Hussey eran adolescentes cuando encarnaron a los amantes de Verona (con 17 y 15 años de edad respectivamente), mientras que Laurence Fishburne fue el primer actor negro en interpretar a Otelo en una producción hollywoodense.

El ciclo Shakespeare en el cine concluirá con la proyección de El mercader de la muerte (Theatre of blood, Douglas Hickox, 1973), una comedia negra en la que el ícono del cine de horror Vincent Price hace del histrión dramático Edward Lionheart, que, luego de ser vilipendiado por un grupo de críticos, busca vengarse de ellos usando métodos inspirados por escenas de asesinatos en los textos de Shakespeare.