El encargado de la Dirección de Transformación Industrial de Petróleos Mexicanos (Pemex), Jorge Itzal Martínez Herrera, descartó que la contaminación en la Ciudad de México se deba a la calidad de los combustibles.

La combustión sí genera contaminación, pero “no se puede decir que Pemex esté contribuyendo a través de combustibles de mala calidad”, expresó el funcionario en entrevista televisiva.

Aseguró que la empresa productiva del Estado cumple cabalmente con los niveles de oxígeno que exige la norma relacionada con los combustibles y que ayudan a que la quema de los mismos sea más eficiente.

Detalló que 80% de la gasolina que importa Pemex proviene de Estados Unidos y cumple con las normas correspondientes.

En su página de Internet, Pemex afirma que las gasolinas que se distribuyen en la Zona Metropolitana del Valle de México cuentan con controles de calidad estrictos y cumplen con la normatividad ambiental.

Señala que la gran mayoría de las gasolinas son importadas de Estados Unidos y en ocasiones, de países europeos como Gran Bretaña, Holanda e Italia.

“Las gasolinas Magna y Premium que se distribuyen en la Zona Metropolitana cumplen con los estándares internacionales y con las especificaciones de las normas ambientales, además de ser combustibles de ultra bajo azufre”, subraya.

 

 

Share This