La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) no quita el dedo del renglón con la creación de un Consejo Fiscal, pues ayer presentó su propuesta con la que se buscaría blindar las finanzas públicas de México y revertir el creciente endeudamiento del gobierno.

“Si bien se han tomado medidas en el paquete económico del 2017, que esperamos y confiamos ayuden a frenar dicho ritmo de endeudamiento del país, consideramos necesario e inaplazable fortalecer a nuestras instituciones con una mayor evaluación y toma de decisiones en materia de finanzas públicas”, dijo en conferencia Gustavo de Hoyos, presidente de la Coparmex.

En este sentido, se refirió a la creciente deuda pública, que pasó de representar el 37.7 por ciento del PIB en diciembre de 2012, para llegar al 48.4 por ciento al cierre de 2016.

En entrevista con El Financiero Bloomberg, De Hoyos detalló que la propuesta de la Coparmex sería partir de la existencia de dos organismos que tiene el Poder Legislativo: el Centro de Estudios de las Finanzas Públicas de la Cámara de Diputados, y el Instituto Belisario Domínguez, del Senado.