En la actualidad, muchos relojes están programados para que automáticamente se ajusten al inicio y al término del horario de verano, por lo que hay gente que ni siquiera se percata del momento en que la hora de su smartphone se mueve una hora.

Sin embargo, el cuerpo luego se siente desorientado por la hora extra de luz u oscuridad a la que se debe someter por motivos que aún se cuestionan entre la sociedad, tantos años después de su implementación.

Que no lo sorprendan. En México, el horario de verano 2017 termina el domingo, 29 de octubre, a las 02:00 horas. Afortunadamente, en esta ocasión hay que atrasar las manecillas una hora, por lo que podrá disfrutar una hora más de sueño.

Aunque no en todo el país: Sonora y Quintana Roo no participan en el programa del horario de verano.

Aparte, los municipios en la frontera con Estados Unidos deben ajustar su horario de acuerdo al calendario de aquel país, fechas que no coinciden con las de México. Esto solo genera confusión por un par semanas al año, principalmente en los aeropuertos (en EE.UU. daylight savings time termina hasta el 5 de noviembre este año).

Aquí un recordatorio de los cuatro husos horarios en México:

Tiempo del Sureste: UTC (CNM) – 5 (Quintana Roo)

Tiempo del Centro: UTC (CNM) – N (Aguascalientes, Campeche, Coahuila, Colima, Chiapas, Distrito Federal, Durango, Guanajuato, Guerrero, Hidalgo, Jalisco, Estado de México, Michoacán, Morelos, Nuevo León, Oaxaca, Puebla, Querétaro, San Luis Potosí, Tabasco, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz, Yucatán y Zacatecas)

Tiempo del Pacífico: UTC (CNM) – (N+1) (Baja California Sur, Chihuahua, Sinaloa, Sonora y Nayarit)

Tiempo del Noroeste: UTC (CNM) – (N+2) (Baja California)