En un operativo conjunto, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) y la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) decomisaron 287 mil focos, por no acreditar la evaluación de la conformidad e incumplir las Normas Oficiales Mexicanas.

El aseguramiento de esta mercancía en la aduana de Manzanillo forma parte de las acciones acordadas en la Mesa de Combate contra la Ilegalidad, establecida por el gobierno federal.

Esta acción es también resultado del convenio que firmaron ambas dependencias en el que se acordó reforzar la coordinación para evitar la entrada al país de mercancía que ponga en riesgo la salud y seguridad de los mexicanos.

Como parte de los trabajos el SAT y Profeco comparten información sobre los requisitos no arancelarios a que obligan las NOM para la importación en las Aduanas, a fin de evitar que mercancía sin requisitos de etiquetado ingrese a México.

Durante este operativo se tomaron muestras de los productos mismas que fueron enviadas al Laboratorio Nacional de Protección al Consumidor donde se detectaron anomalías en el funcionamiento normal, por lo que el producto aún se encuentra inmovilizado y sujeto a procedimiento administrativo para su próxima destrucción.

Además se emitirá una Alerta Rápida para notificar la prohibición de su comercialización a nivel nacional y advertir sobre la posible afectación a la economía de una colectividad de consumidores.

En agosto pasado, en el contexto del Simposium Internacional de la Energía 2016, donde firmó un convenio de colaboración entre la Profeco y la Cámara Nacional de Manufacturas Eléctricas (Caneme), la Procuraduría se comprometió a intensificar la relación con el SAT y la Dirección de Aduanas para impedir el ingreso al país de productos que no cumplan con las NOM.

Vía: La Jornada

Share This