Según un estudio revelado por la revista Memory, la creciente dependencia a la tecnología y el fácil acceso a Internet afecta nuestros procesos de pensamiento y de resolución de problemas, la memoria y el aprendizaje.

Podríamos pensar que la memoria es algo que sucede en la cabeza pero cada vez más se está convirtiendo en algo que sucede con la ayuda de agentes externoscomo computadoras y teléfonos inteligentes.

La “descarga cognitiva”, o tendencia a confiar en cosas como Internet para ayudar a la memoria, aumenta después de cada uso. El estudio fue desarrollado por investigadores de la Universidad de California, Santa Cruz y la Universidad de Illinois en conjunto.

“La memoria está cambiando. Nuestra investigación muestra que a medida que utilizamos Internet para apoyar y extender nuestra memoria nos volvemos más dependientes de ella”, explicó el doctor Benjamin Storm. “Mientras que antes tratábamos de recordar algo por nuestra cuenta, ahora parece que dependemos del Internet”.

Los investigadores llevaron a cabo experimentos para determinar nuestra probabilidad de utilizar una computadora o un teléfono inteligente para contestar preguntas. La mayoría de los participantes utilizó Google para resolver las preguntas posteriores, y muy pocos confiaron en su memoria.

El 30 por ciento de los participantes que consultó Internet no pudo siquiera intentar responder a una sola pregunta simple con la memoria.

Con información de Notimex.