La muerte del “Rey del Pop” el 25 de junio del 2009 a causa de un paro cardiorrespiratorio, conmocionó al mundo entero y representó sin duda, una gran pérdida para la industria musical.  Sin embargo, esta leyenda aún después de la muerte, sigue acrecentando su fortuna.

En el 2016 Michael Jackson registró retribuciones de 825 millones de dólares, el total anual más alto para cualquier artista hasta la fecha. Generó más dinero desde la tumba que otras celebridades con vida, como Beyoncé (105 mdd), Adele (69 mdd) y Taylor Swift (44 mdd). Un año después, su fortuna aumentó 75 millones de dólares, según estimaciones de Forbes.

El cantante y bailarín, lanzó más de 15 álbumes como solista y cerca de 85 sencillos, lo que generó ventas entre 350 y 400 millones de dólares en producciones musicales. Esto lo convierte en uno de los artistas con mayores ventas logradas en el mundo.

No obstante, la llave que le abriría las puertas del mundo entero fue el álbum “Thriller” en 1982, el cual se mantuvo durante 37 semanas consecutivas en la posición número uno en el listado Billboard y le otorgó al “Rey del Pop” ocho premios Grammy.

Valuado en 25,000 millones de dólares, Thriller” sigue siendo hasta la fecha el álbum más exitoso de toda la historia con más de 100 millones de copias vendidas en todo el mundo y, se encuentra posicionado en el lugar número 20 de la lista de los mejores 500 discos de todos los tiempos, por la revista Rolling Stone.

Share This