El proyecto de las Zonas Económicas Especiales (ZEE), cuya meta central es impulsar el desarrollo de los Estados de Michoacán, Guerrero, Oaxaca, Veracruz, Tabasco, Campeche y Chiapas, contará con una inversión inicial de 127 mil millones de pesos durante el próximo lustro, con el objetivo de que en el año 2046 los proyectos ya estén funcionando “completamente” y generando desarrollo en dichas entidades.

 La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) afirmó que, en línea al Plan Nacional de Desarrollo (PDN), el Gobierno federal construye un México próspero e incluyente para todos los mexicanos, por lo que puso en marcha la Ley Federal de Zonas Económicas Especiales, la cual llevará progresos, inversión y empleo, en una primera etapa, a dos millones de personas en 22 municipios del país.

Los ejes rectores que la autoridad federal aplicará en dicha estrategia son ofrecer un entorno de negocios excepcional.

Para atraer inversión y general empleos de calidad, así como otorgar beneficios fiscales con un marco regulatorio ágil, de infraestructura de primer nivel, programas de apoyo de capital humanos, financiamiento e innovación.

“El monto total de inversión para el proyecto de las ZEE asciende a 127 mil millones de pesos, capital que se estima será destinado dentro de los próximos cinco años; se tienen identificados 140 proyectos de infraestructura que deberán complementarse a finales de 2018”, comentó.

A través del informe semanal de su vocero, la SHCP agregó que son 45 los proyectos prioritarios que contarán con una inversión de 13 mil 500 millones de pesos y específicamente se refieren a infraestructura básica para el quehacer empresarial (electricidad, gas, conexiones logísticas y transporte).

“Cabe destacar que el 70 por ciento de esta inversión será capital privado”, destacó.