• La fábrica de Fuyang en China maquila 90 mil banderas para la campaña del mandatario de los Estados Unidos.

(Reuters) Adornadas con la frase: “Keep America great!” (“¡Mantén grande a Estados Unidos!”), ya están listas las banderas para la campaña del segundo mandato de Donald Trump.

Sin embargo, los productos son fabricados en el este de China y podrían verse afectados por los aranceles impuestos por el mandatario, mientras se intensifica la disputa comercial con Pekín.

En la compañía Jiahao Flag, en la provincia de Anhui, las trabajadoras utilizan máquinas de coser para plegar los bordes de las banderas “Trump 2020”, otras empaquetan para la entrega.

Se han producido aproximadamente 90 mil banderas desde marzo, declaró la gerente Yao Yuanyuan, número inusualmente elevado para lo que es normalmente la temporada baja. La directiva cree que la razón sería la guerra comercial entre China y Estados Unidos.

“Está estrechamente relacionado. Producen por adelantado, se aprovechan del hecho de que los aranceles todavía no han entrado en vigor, con unos precios más bajos ahora”, afirmó Yuanyuan.

El gobierno de Trump impuso aranceles a bienes procedentes de China por valor de 34 mil millones de dólares. Después de que Pekín respondió de la misma manera, Washington anunció gravámenes sobre productos adicionales valorados en 200 mil millones de dólares y amenazó con más.

Las banderas de la campaña electoral, subrayan sin duda la paradoja de las relaciones entre China y Estados Unidos.

A un costo de alrededor de un dólar cada una, el precio no tiene competencia. La fábrica de Yao ha elaborado banderas de Trump desde el momento en que su lema como candidato era: “Make America great again”.