Después de jactarse durante meses de que era capaz de financiar su propia campaña, Donald Tump, el virtual candidato republicano debe convencer a la gente de que necesita dinero.

Por ello bastaron unos clicks un día la semana pasada para que Trump recaudara 3 millones de dólares en aportes de campaña, tanto como en todo el mes de mayo. El candidato ha pedido donaciones de 10 dólares o más y prometió poner 2 millones de dólares de su propio dinero.

La campaña del candidato republicano, está demostrando falta de pericia en lo que pudiera llamarse “el arte del email”. Un análisis halló que el 74% de sus primeros pedidos de fondos fueron a parar a la carpeta de correo basura.

Dichos fondos pagan la publicidad y los empleados necesarios para hallar, convencer y animar a los votantes para que acudan a las urnas el día de las elecciones.

El jefe de finanzas de Trump, Steven Mnuchin, dijo que la campaña se sintió “abrumada” por las reacciones al primer pedido online de fondos. “A partir de ahora será un esfuerzo cotidiano”, dijo Mnuchin.

Desde el email inicial, la campaña de Trump ha emitido al menos cuatro solicitudes. El domingo, el estratega jefe Paul Manafort envió un mensaje en el que destacó el éxito logrado e instó a los partidarios a mantener el impulso.

La sociedad de Trump con el Comité Nacional Republicano presta atención especial a los pequeños donantes que generalmente usan internet. Tienen una cuenta conjunta llamada Comité Trump Devolver Grandeza a Estados Unidos que ha enviado una veintena de emails en el último mes.

“¡Contribuye 100, 50 o al menos 25 dólares para demostrar que estás dispuesto a seguir ganando!”, dice un mensaje. El 80% de cada donación es para la campaña de Trump y el 20% para el CNR.