El Servicio de Administración Tributaria señala que tiene identificados a 87 mexicanos (morales y físicas) involucrados en el caso de filtración de documentos sobre paraísos fiscales conocido como “Paradise Papers”.

De comprobarse la comisión de actos para engañar al fisco de manera deliberada, comunicó Ricardo Rocha a través de Fórmula Detrás de la Noticia, se puede configurar un delito penal y el SAT podría presentar una querella ante la Procuraduría General de la República para que se persiga el delito de defraudación. 

Osvaldo Santin Quiroz, jefe del SAT, aclaró que tener recursos en el extranjero o utilizar estructuras off-shore no es necesariamente ilegal, “lo que sería ilegal es que no sean reportados o que el ingreso que está depositado en estas jurisdicciones no se hayan pagado los impuestos correspondiente, eso si es ilegal”, citó El Economista.