Derivado de un mejor desempeño de la economía mexicana en el primer trimestre del año, el Banco de México (Banxico), elevó (por primera vez en 18 meses), su pronóstico de crecimiento económico para este 2017 de un rango de 1.3 a 2.3 a otro de 1.5 a 2.5 por ciento, informó el gobernador del instituto, Agustín Carstens, quien descartó que heredará “una bomba de tiempo” en materia inflacionaria, una vez que deje el cargo a finales de este año.

“Con respecto al crecimiento económico, estamos revisando al alza las previsiones para este año, pasando de un rango de 1.3 a 2.3 a uno de 1.5 a 2.5 por ciento; en 2018 se mantiene básicamente en los mismos niveles, la creación de empleo viene bastante bien, posiblemente con la expectativa de un mayor crecimiento, también se revisa al alza la creación de empleos afiliados al IMSS”, comentó.

Cabe mencionar que para 2018, el banco central mantuvo su perspectiva de crecimiento en un rango de entre 1.7 a 2.7 por ciento.

“En un entorno en el que la economía mundial se ha recuperado de manera frágil y lenta, la economía mexicana ha mostrado resiliencia y ha crecido de manera continua, si bien a un ritmo moderado”, comentó el funcionario.

Vía: El Sol de México