Si antes era impensable recontratar a un empleado que abandonó su centro de trabajo por buscar nuevas opciones laborales, hoy en día dicha restricción ha cambiado  por la incursión de la Generación Millennial al campo laboral  y la inestabilidad económica global.

De acuerdo con distintos especialistas en la materia, hoy en día las tendencias globales registran un nuevo fenómeno laboral denominado “el empleado boomerang”, es decir, el trabajador que después de permanecer un tiempo en una compañía decide renunciar a ésta para salir en búsqueda de nuevas oportunidades laborales, y al cabo de un tiempo, regresa con la organización con la que trabajó en primer término.

Para Elisa Rodríguez, Directora General y líder en Recursos Humanos de la empresa Bumeran.com en México, es principalmente la inestabilidad económica a escala global la que ha sido uno de los principales detonadores por los cuales ahora se registra cada vez con mayor fuerza el fenómeno del empleado boomerang. Ésto “tiene que ver con la contracción de la economía, cuestiones como el alza del dólar y la depreciación de nuestras respectivas monedas que obliga muchas veces a las empresas a realizar restructuraciones o recortes al interior de las mismas”, sostiene.

Según la líder del capital humano en Bumeran.com, otro factor que ha llevado a las empresas a volver a contratar personal que se había ido en buenos términos, es la falta de candidatos para puestos calificados.

Ante la posibilidad de contratar a una persona de nuevo ingreso, -sobre la que  hasta cierto punto “no demostró suficiente lealtad a una organización”-, Carlos Morán, integrante de la compañía internacional que brinda soluciones globales en administración de personal Kronos-México, expone que ésto no es suficientemente benéfico para una empresa, dado que tienden a tener mayores costos.

“Las curvas de aprendizaje que tienen las nuevas contrataciones suele ser muy variables, además de que generan costos al área de recursos humanos, al departamento de finanzas -sobre todo cuando están involucradas en partes operativas- y también pueden incurrir en costos de productividad”, sentencia.

Sobre la probabilidad de que en este 2016 se incremente en México la contratación de trabajadores boomerang, Elisa Rodríguez es categórica: definitivamente sí habrá más.

“Ciento por ciento sí. Desafortunadamente el alza del dólar nos está pegando a nivel global y, por citar un ejemplo,  en nuestra compañía Bumerang.com, nos estamos dando cuenta que hay mucha restructura, muchas desvinculaciones justo por el miedo a toda la restricción económica que llegara a existir en el segundo semestre de este año”, finaliza.

  • 76% de los directores de RH están receptivos a la contratación de ex empleados
  • 9 de cada 10 directivos de empresas ven de forma positiva la recontratación
  • 40% de los empleados consideraría regresar a la empresa donde trabajó antes. De éstos: 46% son de la Generación Millennial, 33% Generación X  y 29% Baby Boomers
  • 75% de los profesionales de RH afirman que los “boomerang” han solicitado puestos en la empresa, 60% dijo que ha recontratado almenos a uno de ellos.
  • 33% de los profesionales de RH y gerentes, consideran que los empleados “boomerang” ahorran tiempo de entrenamiento y  capacitación,  conocen la filosofía de la empresa,  así como sus puntos débiles y fuertes.

Fuente: Encuesta Workplace Trends Global 2015