Gasolineros y analistas prevén un “gasolinazo” de hasta 20% a partir del 1 de enero de 2018.

Pablo González, presidente de la Asociación Mexicana de Empresarios Gasolineros (Amegas), dijo que el aumento de precios “es una posibilidad latente”.

Explicó que los precios de la gasolina y el petróleo se han incrementado en los mercados internacionales y las importaciones que realiza México son más caras.

El representante de la Amegas comentó que, además, las autoridades hacendarias “han mantenido, por razones políticas y no económicas, artificialmente los precios”.

El precio de la gasolina Magna ahora es de 16.76 pesos por litro, el de la Premium 18.50 y el diesel 17.66. De darse el incremento de 20% que prevé la Amegas, las cotizaciones el 1 de enero serían 20.11 pesos la verde, 22.2 pesos la roja y 21.19 pesos el diesel.

Pablo González refirió que de acuerdo con la Base de Datos Institucional de Pemex, el precio de barril de petróleo crudo, en el caso de la mezcla mexicana ha aumentado de 45.3 dólares en enero a 52.62 dólares (dato al 15 de noviembre); el precio promedio del barril de gasolinas de importación subió de 73.11 a 76.47 dólares entre enero y septiembre.

Asimismo, la US Energy Information Administration señala que el precio de la gasolina en el mercado estadounidense subió de 2.35 dólares el galón en enero a 2.50 dólares en octubre. Se espera que pueda llegar a 2.57 dólares en junio de 2018.

En México, y por 11 meses, el precio de la gasolina Magna aumentó cinco centavos, la Premium un centavo y el diesel entre 10 y 11 centavos, es decir, “los combustibles en el país se han ajustado marginalmente”.

Precios artificiales. A Pemex y a las autoridades hacendarias el gasolinazo del 1 de enero de 2017 les permitió obtener una bolsa de recursos suficiente para evitar aumentos, “pero este colchón se les está acabando”, precisó el presidente de Amegas.

Con el gasolinazo del 1 de enero de 2017, Pemex recibió casi 600 millones de pesos diarios y le ha permitido mantener precios artificialmente.