(AFP) Carlos Urzúa, futuro secretario de Hacienda y Crédito Público, declaró que la pensión universal para adultos mayores que planea otorgar el próximo mandatario de México: Andrés Manuel López Obrador, aplicará a partir de los 68 años de edad.

La edad es tres años superior a la actual que exigen diversas entidades para otorgar esa pensión. En la capital del país, las personas que tienen 65 años de edad o más reciben una pensión de 6,960 pesos al año o 580 pesos al mes.

El monto de la pensión que el gobierno de López Obrador ofrecerá a los adultos mayores será a partir de los 68 años de edad,

con excepción de la población indígena para la cual serán beneficiados a partir de los 65 años de edad con la cantidad de 14,400 pesos al año o 1,200 pesos al mes.

El nuevo programa de pensión universal para adultos mayores que implementará López Obrador tras su toma de posesión el 1 de diciembre comenzará muy probablemente a correr a partir del 1 de enero de 2019, una vez que la Cámara de Diputados haya aprobado el presupuesto de egresos del gobierno federal, algo que debe ocurrir entre el 15 y 31 de diciembre.