Aquí tienes los errores que no debe cometer un emprendedor si quiere ser exitoso a la hora de crear empresa.

La vida del emprendedor consiste en enfrentar una incertidumbre cada día. Desde que iniciamos con una simple idea hasta tener nuestra propia empresa, los errores y las malas decisiones nos acompañan en el diario vivir.

Durante este proceso cometemos muchos errores; no lo sabemos todo y en el afán de que todo salga bien solemos pasar por alto aspectos importantes en el desarrollo de nuestra idea.

Y eso está bien ya que los errores son una fuente de aprendizaje, son la cara visible de la experiencia que vamos adquiriendo, y de suma importancia para las decisiones que tomaremos en el futuro.

Es nuestra obligación aprender de los errores que cometemos, pero también tenemos la opción de aprender de los errores que otros cometen, sin tener que vivirlos lo que nos ahorra muchas dificultades.

Aquí tienes los diferentes errores que no debe cometer un emprendedor, están divididos en 6 partes fundamentales del proceso de emprendimiento.

Formalización

Podemos cometer muchos errores, pero no conocernos a nosotros mismos es el más grave de todos.

1. No conocerse a sí mismo:

Pueden existir muchos errores en la vida de un emprendedor, muchos, sin embargo, no conocernos a nosotros mismos es el más grave de todos. Debemos conocer nuestras virtudes y limitaciones, esta situación puede ayudarnos o complicarnos todo en la vida, no solo una idea de emprendimiento.

2. Tener mismos perfiles:

Es común ver ideas de negocio compuestas por tres ingenieros, dos diseñadores, tres administradores, en fin. Esto es un error ya que cada uno de los socios está aportando los mismos conocimientos, habilidades o aptitudes. Un equipo emprendedor ideal debe componerse por personas que se complementen.

3. Repartición igual de acciones:

Solemos dividir nuestro aporte a la sociedad en partes iguales, sin tener en cuenta la contribución de cada socio al equipo de trabajo. A la hora de definir qué porcentaje debe tener cada socio, hay que considerar aspectos como el riesgo y dinero invertido, el liderazgo, las ideas que aporta cada uno, entre otras.

4. No tener acuerdos con los socios:

Es un grave error no establecer un pacto; la existencia de un acuerdo de accionistas ayuda a una correcta toma de decisiones en los momentos críticos. Tenemos que dejar por escrito todos los compromisos asumidos.

5. No definir los valores y la cultura de la empresa:

Es muy importante antes de emprender, profundizar en los valores que tendrá la empresa. Es importante que todos los emprendedores que forman parte de un negocio estén alineados y tengan valores similares. No hacerlo implica asumir riesgos y cometer errores como contratar gente que no esté alineada con la filosofía de la empresa.

6. Una empresa sin misión:

Sencillamente es un error no tener una misión definida para nuestra empresa. Esta es muy importante ya que sirve para tener claros, en una frase, los objetivos y retos del negocio, indicando la razón de ser y la actividad principal.

No haber definido la misión o que esta no sea clara, provoca que la empresa pueda desenfocarse fácilmente en su rumbo y alejarse de sus objetivos.

7. Ubicación donde emprender:

Un error que comenten los emprendedores jóvenes es emprender en un ecosistema que no les va a ayudar por el simple hecho que sea su lugar de residencia.

Debemos emprender en lugares donde hayan fondos de inversión, eventos, aceleradoras, universidades, entre otras que inciten a la creación de empresa.

Emprendedor

Se puede decir que el principal enemigo del emprendedor es su propia idea.

8. No reconocer los errores:

Son muchos errores vinculados a la personalidad del emprendedor, sin embargo, el principal es no saber reconocer los errores.

9. No saber otro idioma:

La falta de conocimiento de otro idioma, principalmente de ingles, implica que se dificulten las comunicaciones en un mundo globalizado, partiendo del hecho que nuestra empresa debe aspirar a llegar a generar un impacto global.

10. Emprendedores individualistas:

Ser excesivamente individualistas a la hora de tomar decisiones es un error común, y que puede llevarte al fracaso. Debemos saber escuchar y analizar las sugerencias de socios y amigos.

11. Dedicar tiempo parcial a tu empresa:

Cuando decidimos montar una empresa, solemos dedicar solo una parte del día a ésta, lo cual es un error. Decidamos si queremos construir una empresa o tener un negocio sin mucho futuro.

12. Dejar de aprender:

Como emprendedores llegamos a pensar que lo sabemos todo y dejamos de aprender y seguir formándonos. Siempre hay algo nuevo por aprender, no te conformes.

13. Sobreproteger una idea:

Se puede decir que el principal enemigo del emprendedor es su propia idea. La excesiva protección de ésta, llegando a no contarla a su entorno más cercano es un error. Hay que validar si tu idea de negocio tiene sentido o no, y los amigos y profesionales más cercanos te pueden dar una opinión al respecto.

14. No medir el impacto personal:

Si queremos ser emprendedores, debemos medir el impacto que esto va tener en nuestras vidas. Seguramente nuestro negocio se va a convertir en nuestra dedicación principal: vamos a soñar con nuestra idea, y nos levantaremos y acostaremos pensando en nuestra empresa. Debemos definir qué tan dispuestos estamos a asumir este estilo de vida.

Finanzas

Un exceso de dinero puede llevarnos a fracasar en nuestra idea de negocio

15. Darle poca importancia al tema financiero:

Cuando nos enfocamos en la idea, en un producto o un mercado solemos olvidar el tema financiero, lo cual es un problema común en los emprendedores de hoy en día.

16. Exceso de dinero:

Esto puede convertirse en un problema ya que el exceso de dinero puede provocar que no seamos tan rigurosos en el control del gasto. Mucho dinero puede llevar a un exceso de gasto en oficinas, publicidad, personal, asesores, entre otros.

17. No tener un plan de negocios:

Sin éste vamos a tener una visión de muy corto plazo y dejaremos a un lado la estrategia. Hay que tener una visión de largo plazo y buscar socios que puedan acompañar a un crecimiento sostenible de la empresa.

El modelo de negocios de Osterwalder puede ayudarte.

18. No buscar dinero inteligente:

Si estas en el momento de buscar dinero, debes asegúrate de no solo buscar dinero, sino inversores que te puedan aportar valor. Esto se conoce como dinero inteligente.

19. No tener métricas:

La falta de métricas es un error en el manejo de empresas. La obsesión en el producto y la idea por parte del emprendedor, provoca dejar a un lado la gestión lo que puede llevar al fracaso. Se debe ir midiendo el progreso de la empresa.

Producto

Tener un producto de alta calidad no siempre es garantía de ingresos

20. Destinar muchos recursos al producto:

Cuando destinamos demasiados recursos, y no solamente financieros, sino como tiempo y mente al producto, y nos olvidamos de venderlo o de dedicarle un espacio para hacer el marketing del mismo nos estamos equivocando. Obsesionarse con la idea o el producto es un grave error.

21. Productos muy complejos:

Un error en el desarrollo de un producto es que éste sea demasiado complejo y con demasiadas funcionalidades, y que no siempre son del interés de los usuarios. Lo ideal es empezar con una versión básica e ir evolucionando con base en las necesidades del usuario.

Mercado

No estar atento a los cambios en el mercado puede provocar poner en riesgo la viabilidad de un negocio.

22. No conocer el mercado:

Un gran error que cometemos como emprendedor es entrar a una industria o sector que desconocemos, aunque nos guste. El desconocimiento te lleva a cometer gran cantidad de errores, que pueden llevar al cierre del negocio.

23. Tener un solo producto, un solo mercado y un solo modelo de negocio:

Debemos ir pensando en la expansión de nuestro proyecto, esto permite diversificar el riesgo del negocio.

24. No tener un modelo de negocio:

El error más común respecto al modelo de negocio es no tenerlo, o tener uno que no sea lo suficientemente escalable. Si no tenemos un modelo de negocio estamos haciendo todo lo indicado para fracasar.

25. No pensar en el marketing:

No darle la importancia que tiene el marketing es un error que cometemos los emprendedores. Muchas más empresas fracasan por falta de clientes o audiencia, que por tener un producto malo.

Ejecución

No hacer lo que tenemos que hacer es una mala gestión, bien sea por falta de información o sentido común.

26. No tener una estrategia definida:

Tener una estrategia es de suma importancia para la existencia de tu empresa; debemos tener una que aplique tanto para el corto, como el mediano y largo plazo.

27. Contratar gente demasiado rápido:

Cuando el negocio empieza a crecer solemos contratar gente de forma inmediata, lo que implica no hacer buenos procesos de selección. Igualmente, contratar gente barata pensando que es mejor la cantidad que la calidad es un grave error que cometemos los emprendedores.

28. Proveedores amigos:

Escoger proveedores solo por ser amigos es un error que frecuentemente cometemos como emprendedores, no siempre nuestros amigos califican para ser nuestros proveedores.

Nos equivocamos cuando nos falta humildad en los momentos de éxito.

29. Decisiones rápidas y precipitadas:

Un error que puede resultar muy perjudicial es tomar una decisión de forma rápida y precipitada. Debemos tener identificadas las posibles decisiones, tenerlas discutidas y consultadas con tus socios antes de tomar una decisión.

30. No cerrar el negocio en el momento adecuado:

Debemos saber cuando el negocio no da más y debe ser cerrado para evitar seguir perdiendo dinero y tiempo. Esta es una de las decisiones más difíciles de tomar debido a todo lo que hemos invertido. Es difícil dejar ir un sueño que no tiene lo suficiente para ser una realidad.

Existen muchos otros errores que cometemos en este proceso de aprendizaje llamado Emprendimiento, ¿cuál le agregarías?

*Basado en el libro Los Principales Errores de los Emprendedores de Carlos Blanco.

Share This