Dan Ariely es profesor de psicología y comportamiento económico en Duke University. En una ponencia aseguró que la gente es más productiva durante las primeras dos horas después de haberse despertado completamente.

“Por desgracia las rutinas de la mayoría de la gente y los horarios de trabajo no están diseñados para maximizar este potencial brillante y precoz”. “Uno de los errores más tristes en la gestión del tiempo es que la gente a pasa las dos horas más productivas de su tiempo en cosas que no requieren alta capacidad cognitiva (como en las redes sociales)“, afirma Ariely.

Por eso, ¿qué es importante? Sacarles el máximo partido, exprimirlas y aprovecharlas. La forma más sencilla de hacerlo es simplemente desechando todas esas cosas inútiles que nos roban ese valioso tiempo: mirar las redes sociales, ver la televisión, mandar emails… aprovecharlas para dedicarlas en cuerpo y alma a nuestro trabajo nos dará buenísimos resultados a corto, medio y largo plazo.

“Si pudiéramos salvar esas preciosas horas, la mayoría de nosotros tendríamos más éxito en el cumplimiento de lo que realmente queremos”.

Fuente:Forbes