La chocolatera italiana Ferrero compró por dos mil 800 millones de dólares el área de dulces de la empresa suiza Nestlé.

De acuerdo con el reporte de la agencia Reuters, esta venta es la primera que realiza el presidente ejecutivo de Nestlé, Mark Schneider, y responde a un cambio de enfoque del grupo de alimentación.

Al respecto, el analista de Vontobel, Philippe Bertschy, consideró que esta transacción tiene sentido ya que la empresa vende los activos en los que tiene poca fuerza para invertir en un mercado creciente.

“El cambio de activos tiene mucho sentido. Abandonas un negocio débil en términos de finanzas y entras a un mercado con un fuerte crecimiento y mayores márgenes”, declaró.

Lo anterior, coincide con la reciente adquisición por parte de Nestlé de la división de vitaminas y suplementos de la compañía alemana Merck, un mes después de adquirir al fabricante de vitaminas Atrium Innovations.

Y es que la agencia noticiosa reporta que los principales dulces de Nestlé (BabyRuth, Butterfinger y Crunch) han presentado un bajo desempeño en el mercado, ocasionado no sólo por la demanda de los productos de la competencia sino también por una disminución general del consumo de comida chatarra.

En tanto, la compra de la filial de Nestlé hará que Ferrero, la creadora de la Nutella, se convierta en la tercer mayor compañía de chocolates en Estados Unidos a nivel global, según el análisis de Euromonitor International.

Con información de Reuters

Share This