Google ha empezado a contratar personas en el estado de Arizona para que se sienten en sus vehículos experimentales de conducción automática mientras los automóviles circulan sin conductor por la ciudad de Phoenix.

La descripción del trabajo colgada por la compañía en www.hireart.com señala que la compañía está buscando especialistas en seguridad de vehículos para formar parte del proyecto de automóvil automático de Google.

Los contratados tienen que viajar en el vehículo de 6 a 8 horas al día, 5 días a la semana, por 20 dólares a la hora, y proporcionar a los ingenieros información detallada y exacta sobre lo observado durante los trayectos. Además, tendrán que mantener confidenciales todos los detalles del proyecto.

Aunque los candidatos al puesto deben estar en posesión de un permiso de conducción, el trabajo no requiere manejar el vehículo, excepto en casos de extrema necesidad.

Los vehículos de conducción automática de Google han recorrido ya más de 2,4 millones de km en pruebas realizadas en Estados Unidos.

A diferencia de los prototipos autónomos que Google ha utilizado hasta ahora, producidos específicamente para el proyecto, la flota de vehículos que Google probará en Phoenix son Lexus RX450h, un todo camino híbrido de lujo del fabricante japonés Toyota, equipados con tecnología de Google.

A todo ello, pasado 3 de mayo Google y Fiat Chrysler (FCA) anunciaron que han llegado a un acuerdo de colaboración para el desarrollo de automóviles autónomos. Es el primero que Google firma con un fabricante de automóviles.

En virtud del mismo, FCA producirá 100 monovolúmenes Chrysler Pacífica para integrar la tecnología de vehículos autónomos, incluidos sensores y software, de Google. Esto permitirá a Google duplicar con creces el número de vehículos autónomos que forman parte de su programa.