La empresa de motocicletas Harley-Davidson cerrará 2017 con un crecimiento en volumen de ventas de un dígito en México, cifra menor a la reportada en años anteriores y esperan que esta tendencia siga en 2018.

En entrevista con El Financiero, Rodrigo Almendares, director de ventas y operaciones de la firma en México y Latinoamérica, explicó que la baja demanda del mercado se debe a factores económicos como la alta deuda que tienen las personas y que será importante también en 2018. 

En 2018, dijo, la marca cumplirá 115 años, de los cuales 80 son en México, por lo que prepara el lanzamiento de nuevos productos enfocados a un público más joven, además de otros eventos.

“Lo principal es que es una marca familiar, nuestros clientes siempre fueron hombres mayores de 30 años, es uno de los grandes estigmas que estamos cambiando”, explicó.