El Gobierno de México difirió de la evaluación del FMI. La subsecretaria de Hacienda, Vanessa Rubio, aseguró que pese a que el FMI ve un menor crecimiento y debilidad en 2018, en el país se prevé un escenario con elementos para un mejor desempeño económico y descartó que haya desaceleración.

“Tenemos fortaleza en las finanzas públicas, en la parte macroeconómica, hay muy buenas señales de demanda interna, pero también una recuperación de la demanda externa. El año pasado crecimos 2.3% en un contexto de demanda externa deprimida”, expuso la funcionaria.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) urgió a México la implementación del Sistema Nacional Anticorrupción y destacó la importancia de mejorar la eficiencia de las instituciones judiciales.

Al dar a conocer la evaluación anual que hace el organismo internacional sobre la economía mexicana, advirtió que el crecimiento puede desacelerarse ligeramente en 2018, ante la incertidumbre sobre el futuro de las relaciones comerciales con Estados Unidos y puso énfasis sobre la debilidad que ha registrado la inversión.

En el análisis, el FMI también resaltó la necesidad de que México priorice las reformas encaminadas al buen gobierno, seguridad, Estado de derecho e informalidad, así como mejorar la aplicación de leyes anti discriminación que ayuden a reducir la desigualdad de género y elevar la participación de las mujeres en la fuerza laboral.

Entre las recomendaciones, insta a abordar cualquier deficiencia que pueda identificarse en la evaluación contra el “lavado” de dinero y el financiamiento del terrorismo, fortalecer la recaudación de impuestos no petroleros, mejorar la efectividad de la administración pública y la eficiencia del gasto en educación y salud.

La subsecretaria de Hacienda dijo que el Gobierno federal tomará en cuenta las recomendaciones.