En los primeros cinco meses del año, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) inmovilizó dos mil 736 mangueras de despacho de gasolina, por diversas irregularidades, como son alteraciones electrónicas, despachar litros incompletos y deficiencias evidentes en las condiciones de seguridad de la bomba.

De acuerdo a la dependencia, hasta el 30 de mayo pasado implementó mil 621 acciones de verificación en igual número de estaciones de servicio en todo el país.

Además, en los últimos 18 meses, 15 gasolineras en los estados de Chiapas, Jalisco, Tamaulipas, Sinaloa, Nuevo León y Baja California Sur se negaron reiteradamente a recibir visitas de verificación, por lo que se les advirtió que están en condiciones para que Pemex inicie un procedimiento de cancelación de franquicia.

Al dar a conocer los avances del Programa Nacional de Acciones de Verificación a Gasolineras, la Profeco destacó la recisión de contratos de franquicia a la estación Productos Petrolíferos de Tijuana SA de CV, luego de rechazar en forma reiterada las visitas de supervisión.

Estas medidas, agregó, se dieron como parte del reforzamiento de las acciones de verificación de la Profeco en gasolineras de todo el país, para garantizar que se respeten los derechos de los consumidores.

En una entrevista previa con este diario, el titular de la Profeco, Ernesto Nemer, indicó que la meta para este año es la revisión de más de seis mil estaciones de gasolina en todo el país, es decir, más de la mitad existente.

11,246 gasolineras existen en el país.