El deseo de privacidad de los multimillonarios y el gusto por disfrutar de su riqueza hacen un prometedor panorama para el mercado de super yates de lujo, embarcaciones con un valor promedio de 10 millones de dólares.

Según el reporte “El Estado de la Riqueza, Lujo y Yates”, realizado por Wealth-X y Camper & Nicholsons, los individuos con ultra riqueza neta (UHNWI), con más de 30 millones de dólares en activos disponibles, representan cerca del 88 por ciento de participación del mercado de yates de lujo, con un gasto anual de 22 mil millones de dólares, De los 211 mil 955 ultra millonarios en el mundo, sólo 4 mil 476 poseen un super yate, un tercio de la flota mundial pertenece a americanos, seguidos del Reino Unido, Italia, Australia y Rusia. El valor promedio de un super yate en posesión de un UHNWI es 10 millones de dólares.

En un artículo publicado por el periódico Financiero, se explica que  la inversión de un millonario en estas embarcaciones, está fundada en una necesidad de conectarse con las personas cercanas a ellos, ser conocidos como individuos exigentes y para escapar de los confines de la realidad cotidiana y “renovarse” en el mar.

El costo anual de operación de un barco de 180 pies es de 4.75 millones de dólares, un 10% del precio original del yate. Con los altos costos de mantenimiento en mente, las personas extremadamente ricas en búsqueda de explorar los mares están comenzando a alquilar en lugar de comprar.

De acuerdo al informe “The State of Wealth, Luxury and Yachting”, dado a conocer esta semana por la empresa de investigaciones de mercado Wealth-X y la firma de administración y venta de yates Camper & Nicholsons, las personas extremadamente adineradas, definidas como las que tienen un patrimonio neto de 30 millones de dólares o más, alquilaron un 21% más en 2015 con respecto al año anterior.

Una semana sobre un superyate puede costar entre 115,500 y 190,000 dólares, en promedio, mostró el informe, mientras que la compra promedio es de un poco más de 10 millones de dólares. Se vendieron 268 superyates en 2015, en comparación con 271 en 2014 y 242 en 2013. El valor promedio de alquilar aumentó 1.3% de 2014 a 2015.

Las personas extremadamente ricas que sí optan por comprar terminan alquilando sus yates a otros para alivianar los costos de mantenimiento, pero estos navíos consumen más dinero que la gallina de los huevos de oro. Para el superyate de 10 millones de dólares, el costo anual de mantenimiento llega al 1 millón de dólares, lo que significa que el barco deberá ser alquilado entre seis y nueve semanas para llegar al punto de equilibrio, dependiendo del mercado de alquiler.

Share This