El Comité de Ética de la FIFA inhabilitó de por vida al chileno Sergio Jadue, exvicepresidente de la CONMEBOL y a Luis Bedoya, expresidente de la Federación Colombiana de Fútbol, por su participación en los hechos de corrupción conocido como FIFAGate.

Jadue y Bedoya “no podrán realizar actividades relacionadas con el fútbol —administrativas, deportivas o de otro tipo—, tanto en el ámbito nacional como internacional”, dijo la FIFA en su página web.

La institución dijo que la Comisión de Ética de la FIFA encontró que ambos exdirigentes fueron culpables de actuar en contra de las reglas generales de conducta, de la lealtad, contra la obligación de denunciar, contra la obligación de cooperar y rendir cuentas, por conflicto de intereses, cohecho y corrupción.

Ambos se declararon culpables de asociación ilícita y delitos informáticos por “solicitar y recibir sobornos de empresas de marketing deportivo” al conceder los derechos de marketing de la Copa Libertadores, de la Copa América Centenario, así como los derechos de la Copa América de la Conmebol, asegura la FIFA.

Esta decisión se da tres meses después de que el órgano rector del fútbol mundial suspendiera de por vida “a perpetuidad de cualquier actividad relacionada con el fútbol” para Luis Bedoya y Sergio Jadue.

Los dos admitieron ante la justicia estadounidense a finales de 2015 los delitos que se les imputan, en el marco del gran escándalo de corrupción en el que está inmersa desde hace meses el órgano rector del fútbol mundial.

La Federación Colombiana de Fútbol (FCF) anunció el pasado nueve de noviembre que Luis Bedoya Giraldo renunció a la presidencia de este organismo, a partir de la fecha, “por motivos de carácter personal”.