APUNTES DE UN LíDER

Por: Eduardo Padilla Uranga

Un líder es un referente, es el modelo a seguir. Un elemento del liderazgo parece invariable: la obligación de mejorar el desempeño del personal y generar así mejores resultados.

Para mejorar el desempeño propio y el del personal, el líder debe desarrollar una cualidad que hoy, más que nunca antes debe aplicar. Precisa desaprender y aprender más cosas en menos tiempo. Esta cualidad es la adaptación al cambio, más aún el líder es el promotor del cambio.

Cuando el líder pretende establecer alguna mejora en sus procesos, se va a topar con “la resistencia al cambio”, que es toda la resistencia que las cosas inanimadas tienen cuando están sin movimiento, también se le llama la zona de confort.

El líder tiene que tener capacidad y habilidad para vencer esta resistencia. Motivar, es tarea del líder. Para lograrlo tiene que saber expresar con palabras claras cuál es la meta y cuál la misión. En consecuencia, precisan conocer los ideales y objetivos de su organización.

El líder se distingue por su manera de ser, no de hacer. El líder deber tener clara su identidad, ser capaz de definirse a sí mismo, conocer y reconocer sus cualidades y rasgos individuales. Favorece valores como la colaboración, la confianza, la transparencia, las actitudes correctas y auténticas, la imaginación, la reciprocidad y la unidad del equipo, para fomentar una visión compartida del propósito de la empresa.

Los líderes son colaboradores extraordinarios, no se encierran en torres de marfil: se asocian, se comprometen y se preocupan por lo demás. Su anhelo es construir mejores organizaciones, mejorar nuestra sociedad y construir un mundo mejor.