El estudio elaborado por la Universidad Temple de Filadelfia en Estados Unidos reveló datos interesantes sobre el tiempo promedio de permanencia de los CEO en sus respectivas empresas, así como su productividad en ellas.

La encuesta “¿Qué tanto importa la permanencia de un CEO?” realizada a más de 500 compañías alrededor del mundo reveló que el tiempo promedio de permanencia de los CEO es de 9,7 años.

Sin embargo, lo que pudiera dar muestras de un mayor compromiso laboral de los directores ejecutivos actuales con sus empresas, en realidad puede resultar problemático para la compañía: según el mismo estudio, el tiempo de vida productiva óptima de un CEO es de 4,8 años.

Las conclusiones, publicadas por el portal Business Insider, afirman que luego de cinco años de trabajo en esta posición, los CEO suelen apoyarse más en su red interna en lugar de buscar información externa que provenga de los mercados.

Esta tendencia a enfocarse en el trabajo interno de la compañía puede hacer perder la perspectiva de lo que pasa externamente y ser perjudicial para el crecimiento productivo de la empresa, según indica el estudio.

Para Charles Wardell, CEO de la firma de reclutamiento de altos ejecutivos Witt/Kiefer, son tres las principales razones por las que un CEO se retira de su cargo: renuncia por falta de entusiasmo y para asumir nuevos retos, por cambios intempestivos en el mercado que obligan virar la conducción a otro sentido y por decisión arbitraria del directorio.

Finalmente, el estudio no recomienda despedir a los CEO llegados los 4,8 años. “Si la compañía reestructura el trabajo del CEO con el fin de llegar a más consumidores, pueden encontrarse buenos resultados”, concluye.

Vía: Management Journal