Pese a un entorno global mucho más adverso la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) decidió mantener sin cambios su expectativa de crecimiento económico para este año en un rango de 2 a 2.6 por ciento.

El pronóstico de crecimiento para 2017 tampoco sufrió alguna modificación y permanece en un rango de entre 2 y 3 por ciento.

Se trata de la primera vez en el año en que la expectativa del PIB no se revisa a la baja y la primera decisión sobre pronósticos que realiza José Antonio Meade desde que sustituyó a Luis Videgaray como titular de la dependencia.

En conferencia de prensa, la funcionaria aseguró que la economía mexicana crece de manera favorable pese al entorno externo tan complicado y la volatilidad que se ha registrado en los mercados financieros, sobretodo a raíz de los resultados de la elección presidencial en Estados Unidos.

La decisión de mantener la expectativa de crecimiento es realista y responde a que hasta ahora no hay elementos concretos, ni siquiera la elección de Donald Trump, que apunten a un cambio en las previsiones, afirmó.

“Definitivamente no estamos siendo optimistas, somos realistas, no tenemos elemento alguno que nos haga modificar la expectativa.

“No hay nada concreto, algo para modificar la expectativa, sí hay mucha volatilidad y ansiedad, hay expectativas, pero no hay nada materializado sobre lo cual haya que reaccionar”, aseguró Rubio.

Destacó qué hay varios sectores de la economía que muestran señales positivas, mayores a lo observado en otros países y por ello no habrá un cambio en la previsión de crecimiento.

“México registra un crecimiento de 2 por ciento anual en los primeros nueve meses del año que nos ubica en un crecimiento mayor vis a vis otras economías de la región e incluso algunas economías industrializadas”, dijo.

Hacienda dio a conocer su nueva previsión tras el anuncio del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) sobre la economía mexicana, que registró un avance de 0.99 por ciento en el tercer trimestre.

Al realizar la comparación anual con datos desestacionalizados, la economía del País, medida por el PIB, experimentó un alza de 1.98 por ciento en el tercer trimestre del año.

Vía: Reforma