En un entorno en el que la economía global funcionará cerca de su plena capacidad, México crecerá menos en 2018 por la incertidumbre en torno al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y al proceso electoral, de acuerdo con el Banco Mundial.

El organismo recortó del 2.2% al 2.1% el pronóstico de crecimiento para el país en 2018 y previó un repunte en 2019 de 2.6% debido a la recuperación de las inversiones, una vez que se diluya la incertidumbre sobre el futuro comercial con los principales socios comerciales y el resultado de las elecciones.

Este crecimiento está por debajo de las estimaciones para la economía mundial de 3.1%, del 4.5% para las economías emergentes y en desarrollo, y en línea con el 2% para América Latina que prevé el BM para 2018.