En toda empresa son fundamentales sus trabajadores, pues son ellos quienes hacen que ésta funcione. El éxito o fracaso de la compañía depende en gran medida del talento del equipo. Son elemento clave para el negocio.

Para cada nueva contratación, resulta indispensable asegurarse que todo empleado tenga todas las herramientas y conocimientos necesarios para desempeñar correctamente su labor, pero si los empleados no cuentan con una motivación,  por más talento que tengan jamás darán los resultados que la empresa necesita. Es por eso que existen diversos aspectos básicos a los cuales se debe prestar atención para identificar las motivaciones en tu equipo:

Efecto contagio. Tanto el entusiasmo como el desánimo son actitudes fuertemente contagiosas; especialmente si proceden del jefe. Lo que hay que hacer, a todos los niveles, es predicar con el ejemplo.

Cualquier cosa puede ser un buen incentivo. Desde un simple “gracias” obuen trabajo” , hasta un ascenso con incremento en el salario y un plan de bonificaciones.

Crecimiento Personal. es imprescindible disponer de planes de carrera, retos nuevos y la incorporación de conocimientos nuevos (formación, capacitación, nuevas experiencias y responsabilidades ),  y por supuesto posibilidades de crecimiento salarial  o prestaciones dentro de la empresa.

Vinculación con la compañía. Los colaboradores necesitan compartir objetivos, misión, y otros aspectos trascendentes con la organización a la que pertenecen.

Beneficios por ser parte de tu empresa. Los valores agregados en tu compañía tales como: seguro médico, préstamos,  días adicionales de vacaciones y aguinaldo, horario flexible,  bonos por puntualidad, horas extra,  reuniones de integración,  cafetería,  espacios cómodos,  etc.  harán que tus empleados se sientan orgullosos de pertenecer a tu compañía, lo cual se traduce a mayor lealtad, solidez y permanencia en el equipo.

Integrarlos en los proyectos. Debemos facilitarles autonomía en la toma de decisiones,  que les permita desarrollar con libertad sus criterios.

 Crear un clima laboral agradable, reconocer los logros, dar incentivos o ser flexible en el horario son algunas de las claves para mantener una plantilla entusiasmada y garantizar el éxito de la empresa.

 

Por: Periódico Divergente

CONSULTA LA NOTA COMPLETA EN NUESTRO EJEMPLAR IMPRESO
Share This