El Gobierno federal, a través del Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem), otorgará 30 millones de pesos para ayudar a los pequeños negocios afectados por las movilizaciones de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en Oaxaca y Chiapas.

“La población objetivo son microempresas, se tiene una reserva para el caso de Chiapas  de 15 millones y  15 millones para Oaxaca, una vez que cesen los conflictos”, manifestó el presidente del Inadem, Jacob Rocha.

Recordó que la aplicación de los apoyos tendrá un mecanismo similar a los aprobados para los pequeños negocios de Tabasco y Campeche, cuyas actividades disminuyeron como consecuencia de los bajos precios del petróleo.

Al término del convenio de cooperación entre el Inadem y el Massachusetts Institute of Technology, señaló que se trata de un fondo que se tiene destinado para ayudar a pequeñas empresas afectadas por algún desastre natural u otra contingencia.

“Este recurso les ayuda en un proceso de reinicio de actividades, con él podrán hacer recuperación de inventarios o el pago de pasivos. Es una pequeña inversión pero está probado que permite reingresar a la economía a estas unidades de negocio”, aseguró Rocha.

Share This