Debido a los bloqueos que la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) realiza desde el 15 de mayo, las estaciones de servicio de Oaxaca reportan pérdidas por 50 mdp para las 210 estaciones de servicio, dijo el presidente de la organización Empresarios Gasolineros del Estado de Oaxaca (EGEO), Ramón Laredo González.

“Se ha ido agudizando este tema, pero hablaremos unos 50 millones de pesos en pérdidas entre todos los gasolineros. Son intermitentes los bloqueos, hay algunos que tardan seis horas y otros 12 horas, hay mucha incertidumbre”, dijo el empresario.

Estas pérdidas se dan por lo que las estaciones de servicio dejan de vender, ya que por un lado no tiene producto que ofrecer y por otro, hay consumidores que prefieren ya no usar los autos por el temor a quedar atrapados en alguna manifestación.

Tan sólo ayer, se registraron bloqueos en ocho municipios oaxaqueños, los cuales son realizados por la CNTE y sus simpatizantes como medida de presión para que el gobierno abrogue la reforma educativa.

“A groso modo tenemos un decremento de 40% de nuestras ventas, a nivel de todo nuestro estado. Al tener los decrementos en las ventas ahora por tener una baja de afluencia se está usando a la mitad de los empleados en cada gasolinera, que normalmente usa a 10 personas”, añadió el presidente de EGEO.

Según el empresario, la zonas más afectadas son el Istmo y la costa, donde de las 60 gasolineras que hay, todas despachan a la mitad de su capacidad o menos.

“El suministro es a cuenta gotas. Llegan las pipas, abastecen a algunas, y se acaba en otras. A las que están en rojo las surten llegan a estar en amarillo, pero se acaba rápido el combustible. Hablaremos de unas ocho gasolineras sin combustible en la costa y el Istmo”, explicó Laredo González.

A pesar de las pérdidas económicas y afectaciones a la ciudadanía, el panorama sigue igual. Ayer los maestros disidentes siguieron con sus manifestaciones en Oaxaca, siendo el aeropuerto de la capital el punto donde más caos ocasionó; incluso, retuvieron una pipa de la Policía Federal que pasaba por el lugar.

Share This