Leicester City ganó la Premier League por primera vez en su historia. Esta gran hazaña logró sorprender a muchos,  tanto que el verano pasado las probabilidades de que el equipo ganara la Premier eran de 5,000-1, las mismas probabilidades de que se encontrara a Elvis Presley vivo este año, por poner un ejemplo. Otro dato interesante: el equipo valía al principio de la temporada 70 millones de dólares, en cambio ahora ha empatado al gigante Manchester United, que cotiza en 450 millones.

Todo ello hace que aquellos “locos” que en agosto decidieron apostar por este equipo hayan multiplicado por 5 mil el valor de su apuesta.

Los perdedores tras la victoria del Leicester son las casas de apuestas británicas, que ya hablan de pérdidas totales que irían de los 25 a los 50 millones de libras. Algo que promete cambiar las reglas, ya que no volverán a ofrecer números que puedan suponer este tipo de golpe.

John Micklethwait, editor de Bloomberg

¿El otro gran perdedor? John Micklethwait, editor de Bloomberg, quien por 20 años apostaba cada agosto 20 libras a que el Leicester City ganaba la liga. Este agosto no lo hizo y dejó de ganar… 99,980 libras.