La versión 3.3 del Comprobante Fiscal Digital por Internet será la más compleja desde que se comenzó la migración digital en 2010 de acuerdo con los especialistas.

El objetivo de esta nueva versión es mejorar la calidad de la información recibida, por lo que incorpora el complemento de recepción de pagos explica Israel Coto, director de la oficina de Microsip en la Ciudad de México.

Entre las problemáticas que solucionará esta nueva versión están la poca eficiencia en el proceso de facturación; complejidad en el cálculo de impuestos; estandarización en la información, así como la emisión de comprobantes a receptores inexistentes.

El especialista explicó que esta versión CFDI 3.3 cuenta con los siguientes elementos:

  • 22 campos. Entre los cuales destacan: uso de CFDI, régimen fiscal del emisor, número de registro tributario del receptor, uso de CFDI para el receptor.
  • 17 catálogos. Algunos de los más complejos son: Código Postal; clave en unidades de medida, y sobre todo clave-producto-servicio. Ahora se deberá elegir de entre más de 50 mil códigos clave del producto o servicio.
  • 46 reglas de validación.Esto significa que se añadieron un total de 46 reglas como RFC del receptor registrado; zona horario basada en el Código Postal del emisor, además del régimen fiscal del emisor.

Obligaciones

A esta versión de comprobantes fiscales se integra el complemento de recepción de pagos, algo que, de acuerdo con el especialista, es totalmente nuevo y con lo que las empresas no habían trabajado anteriormente, el cual será obligatorio hasta el 31 de marzo de 2018.

Los empresarios deben acercarse a su contador o sus asesores de sistemas, deben estar informados en todo momento, ya que estas reglas cambian todos los días. Además, es recomendable que se cercioren de que sus sistemas administrativos estén actualizados y que cumplan en tiempo y forma con las regulaciones del SAT”, mencionó Coto.

El plazo de convivencia entre la versión 3.2 y 3.3 ocurrirá en menos de un mes, por ello es necesario tomar decisiones informadas y prepararse para estos cambios fiscales, recomendó.

Vía: Dinero en Imagen